Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trujillo acusa a la Comunidad de poner "trabas" a su plan de vivienda

El Gobierno regional dice que sólo ha tramitado 250 peticiones por no haber más demanda

La ministra de Vivienda, la socialista María Antonia Trujillo, denunció ayer que el Gobierno regional ha dejado sin tramitar 3.000 ayudas de alquiler para jóvenes ofrecidas por su departamento, que ascendían a cerca de 30 millones de euros. Trujillo aseguró que las ayudas "no han podido ser entregadas" por las "trabas" de la Administración regional. Pero la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio replica que únicamente ha tramitado 250 ayudas de alquiler para jóvenes porque "con los actuales requisitos no hay más demanda".

Trujillo, que estuvo en un acto organizado por las Juventudes Socialistas en el Círculo de Bellas Artes, aseguró que "Madrid ha sido una de las pocas comunidades que no han querido colaborar" con este proyecto, que comprendía subvenciones para jóvenes de 240 euros al mes.

La ministra, que estuvo acompañada por los portavoces socialistas en la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid, Rafael Simancas y Trinidad Jiménez, respectivamente, destacó el "esfuerzo" que está realizando su departamento para solucionar el problema de la vivienda y solicitó "mayor colaboración" a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ambos del PP.

Trujillo afirmó que las políticas en materia de vivienda son "complejas, globales y muy difíciles", si bien señaló que el problema tiene solución con un Gobierno que se rige por dos máximas: "Si se quiere, se puede; y si se dice, se hace". "A pesar de que ladren y de que nos pongan chinas en el camino, no hemos hecho más que empezar", continuó la ministra.

Un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que dirige Mariano Zabía, explicó que la falta de peticiones de ayuda en Madrid se debe a "la ineficacia" del Plan de Choque puesto en marcha por Trujillo, que "exigía en el caso de las ayudas al alquiler (240 euros al mes) que los salarios de los perceptores fueran inferiores a 2,5 veces el salario mínimo interprofesional" (513 euros al mes).

La Consejería de Medio Ambiente añadió que la otra línea de ayudas diseñada por el ministerio, que está dirigida a los propietarios que quieran rehabilitar sus pisos para sacarlos al mercado de alquiler, "tampoco está funcionando en Madrid porque sólo se han cursado 35 solicitudes en casi un año".

El portavoz de la consejería aseguró que cuando en noviembre pasado el ministerio y la Comunidad firmaron el convenio, la Administración regional "advirtió a Trujillo de que ese plan no funcionaría en Madrid, como tampoco lo está haciendo en ninguna otra comunidad, a excepción de Galicia". La consejería reclama que los 30 millones de euros destinados por Vivienda a la región puedan "reasignarse a otros proyectos de vivienda".

El "modelo Majadahonda"

Simancas contrapuso la Operación Campamento impulsada por el Gobierno socialista con el "modelo Majadahonda" de los Gobiernos del PP. A su juicio, el primero está basado en "la búsqueda del bienestar social y el servicio a los ciudadanos", mientras que el segundo es el de "la especulación y el amiguismo y llena los bolsillos de unos pocos, los que atacan a la ministra Trujillo, a costa de imposibilitar el acceso a la vivienda a la mayoría de los ciudadanos, especialmente a los jóvenes".

Durante su intervención, el secretario general de los socialistas madrileños felicitó a Trujillo por las operaciones de vivienda protegida que su departamento está desarrollando en Madrid y aseguró que estas iniciativas "requieren de coraje político y valentía" por tener que "luchar contra la mafia del ladrillo que impera en los municipios de la Comunidad gobernados por el PP".

"El día que al esfuerzo del Gobierno de España por la vivienda protegida se le sume el Ayuntamiento de Madrid y su Comunidad, estaremos en las condiciones propicias para dar solución al problema de la vivienda en Madrid", aseguró Simancas.

Trinidad Jiménez incidió en el "fracaso total y absoluto" de Ruiz-Gallardón respecto a las políticas de rehabilitación de los edificios más antiguos de la capital. La edil, tras elogiar la Operación Campamento, dijo: "Para que luego tengamos que oír a Esperanza Aguirre decir que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero maltrata a esta comunidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de mayo de 2005