Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN REINO UNIDO

Dura pugna entre unionistas y católicos en Irlanda del Norte

La Cámara de los Comunes pueden perder a los dos políticos premiados con el Nobel por su contribución a la paz en el Ulster. Al católico John Hume le ha retirado su salud (no se presenta) y al unionista David Trimble le pueden jubilar los votantes, que hace tiempo quitaron a su Partido de los Unionistas del Ulster (UUP) la etiqueta de principal fuerza unionista en beneficio del radical Partido Democrático del Ulster (DUP), de Ian Paisley. Aunque también la salud del reverendo es frágil, tiene asegurado el escaño en su feudo de Antrim Norte.

Trimble obtuvo en 2001 el 33,5% en su circunscripción de Upper Bann, pero ahora está seriamente amenazado por David Simpson (DUP), que hace cuatro años se quedó cerca (29,5%). En el cómputo general, el partido de Trimble obtuvo casi el 27% de los votos en las elecciones al Parlamento de Westminster en 2001, frente al 22,5% de los de Paisley. Pero éstos, que en 1997 habían perdido por 33 a 14%, se convirtieron en el primer partido unionista en los comicios autonómicos de hace dos años (26% frente a 23%) y arrasaron en las europeas de 2004 (32 a 17%).

En 2001, los de Trimble lograron 7 de los 18 escaños de Irlanda del Norte, y los de Paisley, 6, pero acabaron la legislatura al revés porque Geoffrey Donaldson cambió de bando. Ahora, el DUP amenaza con ganar otros tres escaños, aunque defiende ventajas cortas en dos de los que tiene. El UUP aspira, en cambio, a lograr un escaño que el Sinn Fein ganó en 2001 por sólo 53 votos.

Los moderados de Hume también están en aprietos. En 2001, el Sinn Fein les superó por primera vez en porcentaje de votos (tres décimas), y en escaños (cuatro frente a tres). Desde entonces el voto republicano se ha disparado y aspira a otros dos de los tres escaños de los nacionalistas católicos, incluido el que Hume deja en Foyles y que defiende su sucesor en el partido, Mark Durham.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de mayo de 2005