Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

Osasuna frena al Villarreal en un duelo a disparos

En pocas casetas de feria se ven tantos tiros como ayer en El Sadar. Desde fuera del área, a bocajarro, con el pie, con la cabeza, de córner... Pese a no exhibir un gran fútbol, ambos equipos se decantaron por la contundencia para solventar el partido. Osasuna apenas se jugaba nada, al Villarreal le iba la vida y la Champions en ganar este partido aplazado. Y salió dispuesto a todo. Apenas ocho minutos después del inicio, Marcos Senna marcó de tiro lejano. Espoleados por la salida inesperada del Villarreal, los navarros tomaron el mando a través de Pablo García, que es capaz de hacer jugar a una banda de cojos y despertar a un equipo inerte. La desaparición de Riquelme, le favoreció. Los rojillos, con Morales de ariete, volvieron loca a la defensa amarilla hasta que Webó se adelantó a su marcador y tiró de arte para dejar sentados a los dos centrales y a Reina. Ya empatados, el encuentro discurrió con los mismos parámetros de vocación atacante y gatillo rápido.

OSASUNA 3 - VILLARREAL 2

Osasuna: Elía; Expósito, Josetxo, Cruchaga, Corrales; Puñal, Pablo García; Moha (Ortiz, m. 67), Webo (Aloisi, m. 79), Delporte; y Morales (Milosevic, m. 79).

Villareal: Reina; Javi Venta, Gonzalo, Peña, Aruabarrena; Cazorla (Font, m. 70), Marcos Senna, Sorín; Riquelme; José Mari (Lucho Figueroa, m. 60) y Forlán (Calleja, m. 89).

Goles: 0-1. M. 8. Tiro muy lejano y centrado de Senna. 1-1. M. 41. Webo cruza ante Reina. 2-1. M. 67. Ortiz, tras un rechace de Reina. 2-2. M. 73. Sorín remata solo dentro del área. 3-2. M. 89. Aloisi, remacha un pase cruzado.

Árbitro: Puentes Leira. Amonestó a Corrales, Aruabarrena y Ortiz.

El Sadar, 13.821 espectadores. Partido aplazado de la 29ª jornada de Liga.

Sin demasiadas concesiones a la estética, el choque se volvió loco. El camerunés Webó se inventó otro jugadón dentro del área y Ortiz, que acababa de entrar, se aprovechó del rechace de Reina y empalmó a las mallas. Los de Castellón no bajaron los brazos nunca y Sorín, ya liberado de sus ataduras tácticas, se adelantó como un atacante y remató un pase lateral ante la mala salida de Elía. Cuando parecía que no había puntería para más, el australiano Aloisi se sumó al festival y logró marcar, al contrario que su compañero Puñal, que encontró el larguero como respuesta a un gran tiro lejano. La remontada imprevista de Osasuna, que no se jugaba nada ayer, evitó que el Villarreal se instalase en la zona de Liga de Campeones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005