Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Siempre conectados

Alumnos de la Universidad onubense crean redes telemáticas para trabajar en grupo

La facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de Huelva ha puesto en marcha una experiencia docente realizada por alumnos de la licenciatura de Administración y Empresas consistente en la creación de redes telemáticas entre estudiantes de la institución onubense y de otras universidades extranjeras para el intercambio de información y el aprendizaje activo a través de Internet.

El proyecto, enmarcado en el área de innovación docente, está dirigido por el catedrático de la facultad de Ciencias Empresariales de Huelva, Francisco José Martínez López quien lo impulsó hace cuatro años. Este año participan unos 15 grupos de Huelva además de otros extranjeros.

Se trata de la creación de grupos de trabajo interuniversitarios en los que uno o dos alumnos pertenecen a la Universidad de Huelva y el resto, a universidades extranjeras. Esos alumnos se constituyen en redes telemáticas y trabajan a distancia en una materia determinada a través de las redes informáticas como canal de comunicación.

"Utilizamos Internet como un laboratorio de la nueva sociedad de la información"

Esta experiencia iniciada en el ámbito de los estudios de Economía y Empresariales también se desarrolla en otras licenciaturas, como Farmacia o Informática. Y se ha exportado a las universidades andaluzas de Sevilla, Granada y Cádiz.

Francisco José Martínez López afirmó ayer que este proyecto contribuye a que "los alumnos aprendan a trabajar como hoy se opera en la sociedad de la información". "Utilizamos Internet como un laboratorio de la nueva sociedad de la información", añadió.

Este profesor explicó que el alumno tiene dos retos en esta experiencia: "El esfuerzo de buscar a otros alumnos en la red y la capacidad de desarrollar un trabajo de forma conjunta".

Martínez López señaló que la iniciativa incluye algunas reglas: "Les obligamos a que contacten con al menos dos alumnos de países diferentes y de distintas universidades para que el resultado sea más enriquecedor". Entre las ventajas de este tipo de aprendizaje figura "la mejora de la motivación de los estudiantes, a los que se les dota de habilidades y comunicación intergrupal" explicó.

Por su parte, Pascual Nvo Mangue, de 26 años, estudiante de cuarto de la licenciatura de Administración y Dirección de Empresas de la Universidad onubense, natural de Guinea Ecuatorial, afirmó ayer que su grupo trabajó sobre la telefonía móvil. La red la integraban alumnos de EEUU, Finlandia y Ghana.

El grupo aprendió, entre otras cosas, que el uso de la telefonía móvil va en función del desarrollo del país. "El chico norteamericano contó que, a pesar de la alta tecnología existente en ese país, el sistema de telefonía móvil es precario porque los móviles son muy caros y también los servicios", dijo. Y agregó: "En Finlandia las cabinas telefónicas están obsoletas porque las llamadas mediante móvil allí resultan muy baratas". Novo Mangue concluyó: "En Ghana el teléfono móvil sigue siendo un artículo de primera necesidad que está reservado para un grupo privilegiado y reducido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de abril de 2005