Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Consejo de Estado

Hemos tenido la oportunidad de ver al ex presidente Aznar tomar posesión de su cargo en el Consejo de Estado como consejero nato de carácter vitalicio, según lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/2004, de 28 de diciembre (BOE 313 de 29 de diciembre), en su exposición de motivos y en su disposición transitoria.

La cuestión es si en tan alta institución del Estado que actúa, además, como órgano consultivo del Gobierno, los consejeros natos vitalicios deberían abandonar todo cargo en sus partidos políticos de filiación y organizaciones afines en aras, claro está, de una mayor objetividad de sus juicios y tal como parece abrirse en la exposición de motivos de dicha ley (apartado II) al mencionar que podría haber un desarrollo reglamentario que determine su estatuto jurídico personal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de abril de 2005