Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un ex de Merrill Lynch, a prisión por Enron

Daniel Bayly es el primer banquero condenado por el escándalo financiero del grupo energético

Un ex ejecutivo de Merrill Lynch, Daniel Bayly, acaba de ser sentenciado a 30 meses de prisión por haber ayudado a Enron a manipular los beneficios. Se trata del primer banquero encarcelado por los escándalos en torno al colapso de la compañía energética.

Bayly, de 57 años, ex presidente de la división de banca de inversión de Merrill, ha sido multado con 295.000 dólares y deberá cumplir seis meses de libertad supervisada cuando salga de prisión.

El ejecutivo ahora sentenciado fue declarado culpable el pasado otoño de los delitos de asociación para delinquir y fraude electrónico por su papel en disfrazar un préstamo de siete millones de dólares a Enron como una venta de tres barcazas de generación eléctrica nigerianas a la propia Merrill. La farsa permitió a Enron inflar los beneficios de 1999 y cumplir las previsiones de los analistas. Un ex funcionario de Enron y otros tres ex ejecutivos de Merrill también fueron declarados culpables en relación con esta estratagema.

Se le imputa asociación para delinquir y fraude por su papel en disfrazar un préstamo a Enron como una venta de tres barcazas a su propio banco

Bayly ha recibido la pena penitenciara mínima que disponen las directrices federales sobre sentencias, después que el juez de la causa recibiese más de 40 cartas en las que se encomiaba al ex banquero por su integridad personal y se solicitaba clemencia para él. El Gobierno había pedido al juez que impusiera la pena máxima estatutaria de 15 años, en vista de la posición de liderazgo de Bayly y del dinero que los inversores perdieron a causa del fraude.

El juez Ewing Werlein, del tribunal federal de distrito en Houston, Tejas, dijo que las cartas enviadas por amigos, familiares y otros allegados de Bayly eran "la más extraordinaria compilación sobre una persona que jamás he recibido". Al multar a Bayly con 295.000 dólares, Werlein manifestó que esta cifra representaba una quinta parte del casi millón y medio de dólares que él había determinado que los inversionistas perdieron a causa del fraude.

Werlein desestimó el cálculo del jurado de que los daños y perjuicios sumaban 13,7 millones de dólares. El cálculo del Gobierno fue de 43,8 millones de dólares.

Un abogado de la defensa ha indicado que Bayly apelará en contra de su condena. Sostiene que su única relación con Enron y las barcazas fue "una breve conferencia telefónica con el director financiero del grupo energético".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de abril de 2005