Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía denuncia a cinco personas por las facturas falsas de Sevilla

Un ex concejal y dos empleados implicados piden la baja en el PSOE

La fiscalía interpuso ayer en los juzgados de Sevilla una denuncia contra el ex concejal de Salud y Consumo del Ayuntamiento de la capital andaluza, el socialista José Antonio García; su ex director de área, José Marín; el empleado municipal Manuel Portela, y los empresarios José Pardo y Jesús Barrera, que presuntamente se beneficiaron del cobro de facturas irregulares por trabajos no realizados en el distrito Macarena. García, Marín y Portela han pedido su baja del PSOE mientras se investiga el caso.

La denuncia interpuesta por la fiscalía responde a las presentadas por el Partido Andalucista (PA) y por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), cuyas diligencias ha tramitado la fiscal María Dolores Villalonga. Según un comunicado distribuido ayer por la Fiscalía, la acusación contra el ex edil, responsable del distrito Macarena, obedece a que firmó en mayo de 2003 un total de 28 cheques a nombre de Contratas y Obras Sevilla (COS).

El Ministerio Público asegura que Pardo cobró los 28 cheques por ventanilla los días 8 y 9 de mayo de 2003 en la sucursal de El Monte situada en la calle de León XIII, "exhibiendo simplemente su DNI". Entre estos talones se encuentran los correspondientes a dos obras que no se ejecutaron. La Fiscalía ha denunciado también al empleado municipal encargado de la verificación de los trabajos, Manuel Portela.

Respecto al ex secretario del distrito, José Marín, quien dimitió con García, la acusación se basa en que, entre el 5 de diciembre de 2002 y el 31 de marzo de 2003, firmó con Pardo y su socio, Jesús Barrera, las 28 adjudicaciones de obras menores de carácter urgente "sin conocimiento del administrador único de la compañía Contratas y Obras Sevilla". Los documentos que firmaron, según la Fiscalía, consignan como empresa adjudicataria a COS y señalan como representante de ésta a Pardo. Asimismo, Marín admitió en mayo de 2003 las 28 facturas de manos del empresario ex militante socialista y extendió los cheques.

Después de tres semanas de investigación, la fiscalía considera que los hechos podrían ser constitutivos de delitos continuados de falsedad en documento oficial y mercantil, recogido en los artículos 390 y 392 del Código Penal, y de malversación de caudales públicos (artículo 432).

Los grupos municipales del PA y el PSOE anunciaron ayer que se personaran como acusación particular. En el caso de los socialistas, la acusación se dirigirá contra Pardo y Barrera, "las personas que indujeron a error a los dirigentes del distrito Macarena", según aseguró ayer el portavoz municipal del PSOE, Francisco Fernández, quien dijo que no tiene ninguna duda sobre la inocencia del ex concejal del distrito y su director de área.

Tres de los cinco denunciados eran militantes del PSOE de Sevilla y ayer presentaron su "baja temporal" del partido hasta que acabe el procedimiento judicial.Las bajas de Marín, García y Portela se produjeron "a petición propia" con la finalidad de "no mezclar" al PSOE en el procedimiento judicial, según señaló el la dirección provincial del partido a través de un comunicado.

El PA y el PSOE municipal anunciaron que se personarán en la causa como acusación particular. Además, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), anunció la creación de una comisión de investigación municipal.

Por otra parte, el PSOE ha presentado un recurso ante el Juzgado de Instrucción 4 de Sevilla en el que pide que se admita a trámite la querella contra el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, por sus acusaciones de que en Andalucía hay "corrupción generalizadas" en aquellas administraciones gobernadas por los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 2005