Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico instalará 500 radares, pero sólo un tercio funcionará a la vez

El director general de Tráfico, Pere Navarro, anunció ayer que sólo uno de cada tres radares fijos, de los 500 que Tráfico prevé instalar hasta 2007 para controlar el exceso de velocidad en las carreteras, estará operativo. "Haremos la preinstalación y señalización de todos pero sólo uno de cada tres estará operativo". Los radares serán activados de manera rotatoria, para que el conductor no sepa cuál está funcionando y modere su velocidad durante más tiempo. En contra de los que acusan a Tráfico de un afán recaudatorio, Navarro afirmó que con esta medida "se renuncia a muchas sanciones". Veinticinco de estos radares rotatorios estarán listos este verano.

Navarro reveló que habrá otros radares que controlarán la velocidad media en un tramo. "Leeremos la matrícula del vehículo al principio y al final de un tramo y calcularemos cuánto tiempo ha tardado en recorrerlo, para saber si la infracción es continuada". Ya se ha hecho una prueba piloto con este tipo de radar, que comenzará a funcionar este verano. La DGT pretende controlar el exceso de velocidad, "la asignatura pendiente" de los españoles, que causa el 25% de los accidentes mortales.

También se duplicarán los controles de alcoholemia para vigilar al 30% de los conductores, como recomienda la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 2005