Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Botella confía en que el PSOE no dé a los inmigrantes derecho a voto

La concejal afirma que "nunca ha habido un Gobierno tan sectario" como el de Zapatero

Ana Botella, concejal de Empleo y Servicios a la Ciudadanía de Madrid, considera que "nunca ha habido un Gobierno tan sectario" como el que preside el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Botella cree que en España aún hay capacidad para acoger más inmigrantes, mientras se siga creando empleo. No obstante, y al ser preguntada sobre si el actual proceso de regularización podría tener algo que ver con la posibilidad de dar a los emigrantes el derecho a voto, exclamó: "Espero que no". Prefiere pensar que "nadie hace políticas de inmigración pensando a corto plazo".

Al enjuiciar el primer año de Gobierno socialista, Botella criticó lo que considera "inactividad" del Ejecutivo sobre todo en los asuntos de los que había hecho "bandera" en campaña, como los temas sociales, de los que dijo que no hay ninguna producción legislativa. En su opinión, un presidente de Gobierno tiene que poner la ambición de su país en la cota más alta, aun a riesgo de perder elecciones, y cree que Zapatero no la está poniendo.

En opinión de la concejal, "nunca ha habido un Gobierno tan sectario [como el de Zapatero] desde que empezó la democracia", y rechazó la afirmación que realizó el presidente del Ejecutivo, según la cual está llevando a España a los mejores momentos de su historia. "Es un poco exagerado", dijo.

Sobre el tema de la vivienda, Botella recordó la propuesta de la ministra Trujillo de realizar viviendas de 25 metros cuadrados, que "no están permitidas" en el Plan General de Ordenación Urbana y que en Madrid se está intentando acabar con ellas porque son "infraviviendas". "Afortunadamente se ha tenido que volver atrás", exclamó. También cree que la Agencia del Alquiler del Gobierno es una copia de la del Ayuntamiento de Madrid, con la diferencia, dijo, de que la de Madrid no cuesta nada al que acude.

En cuanto a la inmigración, considera que la política del Ejecutivo es "errática" y "sin planificación". Criticó que el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, haya trasladado la "pelota" a los Ayuntamientos para hacer "empadronamientos con carácter retroactivo" y aseguró que la Federación Española de Municipios y Provincias "ha hecho bien" en protestar.

La segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento que preside Alberto Ruiz-Gallardón recordó que el Gobierno popular, presidido por su esposo, José María Aznar, llevó a cabo dos procesos de regularización con medio millón de inmigrantes. Explicó que ella está de acuerdo con que se realice este nuevo, pero advirtió que se opone a procesos en los que no se sabe "a dónde se quiere llegar" y que perjudiquen a los inmigrantes, como cree que ha ocurrido en este caso, porque algunos han perdido el empleo. Apuntó que en los Presupuestos Generales hay una partida presupuestaria para transferir a las corporaciones locales con el fin de que la destinen a integración, pero que no se ha hecho nada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de abril de 2005