Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL HOSPITAL DE LEGANÉS

El fiscal no aprecia delito en el traslado de las historias clínicas

La Fiscalía de Madrid no ve delito en el traslado, por parte de los inspectores de la Consejería de Sanidad, de más de 300 historias clínicas del Hospital Severo Ochoa de Leganés. "El mero hecho de recabar estas historias clínicas, a bote pronto, es difícil encajarlo en un delito", comentaron ayer fuentes fiscales citadas por Efe. Las mismas fuentes precisaron que sí habría delito si los historiales fueran difundidos.

La consejería argumenta que sus inspectores se llevaron el miércoles las historias clínicas para "custodiarlas" y facilitar el trabajo al fiscal y al comité de expertos que deberá examinar el caso. El Consejo Sectorial de Salud de Leganés instó a la Fiscalía de Madrid a actuar de oficio por si se hubiera violado la Ley de Protección de Datos. Otra ley, la de autonomía del paciente (41/2002), permite a los inspectores acceder a las historias clínicas sin necesidad de orden judicial.

Los trabajadores del hospital de Leganés denunciaron ayer un nuevo traslado de historias clínicas desde el centro sanitario, pero la Consejería de Sanidad lo desmintió y aseguró que no tiene previsto por el momento retirar más documentos del centro. Fuentes de la consejería recordaron que la empresa encargada de la custodia de las historias traslada periódicamente los documentos a un archivo externo.

Por otro lado, la Policía intervino ayer a las puertas del Severo Ochoa ante los insultos e "intentos de agresión" de los familiares de un paciente, informa Europa Press. Durante la concentración que los trabajadores convocan cada mediodía, cuatro familiares de un paciente (tres mujeres y un hombre) comenzaron a gritar "asesinos" a los sanitarios, acusación que los médicos contestaron con reclamos como "aquí no matamos, aquí curamos".

La crispación llegó a tal punto que, según relató la presidenta de la Junta de Personal del Severo Ochoa, Isabel Serrano, los parientes del enfermo intentaron agredir a Luis Montes -el coordinador de Urgencias destituido el mes pasado- y a ella misma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005