Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios y la oposición temen un Ejecutivo débil

Empresarios y oposición de centroizquierda expresaron ayer una misma preocupación: que Italia, en una grave situación económica, fuera gobernada en los próximos meses por un Ejecutivo débil y dedicado en exclusiva a adoptar medidas fáciles y populistas, sin hacer frente al déficit presupuestario y a la falta de crecimiento. Coincidieron también en reclamar elecciones inmediatas en caso de que Silvio Berlusconi no lograra recomponer una mayoría sólida y estable. La oposición, dirigida por Romano Prodi, se sentía segura de salir triunfante en cualquier confrontación electoral.

Luca Cordero di Montezemolo, popularísimo presidente de la patronal Confindustria y de las sociedades Fiat y Ferrari, afirmó que el país no podía "permitirse unos meses de inactividad". "Las cuentas públicas han sido puestas en duda (por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional) y las empresas pierden competitividad; hace falta un Gobierno que gobierne", afirmó el máximo representante de los empresarios, quien reclamó a la oposición "un comportamiento constructivo en nombre del interés nacional". Montezemolo insistió en un mensaje ya emitido dos días atrás: "Lo peor ahora sería un Gobierno tambaleante, si Berlusconi no encontrara soluciones habría que convocar elecciones anticipadas".

El líder de la oposición, Romano Prodi, boloñés como Montezemolo y amigo personal del empresario, se expresó en términos muy similares: "El país atraviesa una situación difícil desde el punto de vista productivo y de las cuentas públicas. Necesitamos decisiones. No podemos prolongar una situación de incertidumbre que dura ya demasiado tiempo".

Prodi se opuso a la posibilidad de que Berlusconi formara un Gobierno de perfil técnico e "institucional" con el que llegar, de un modo u otro, a la primavera próxima y al fin de la legislatura: "Si no se consigue un Gobierno fuerte y político, el país deberá expresarse en las urnas", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005