Elecciones en el PaísVasco

Rajoy reclama para el PP el voto de socialistas contrarios al nacionalismo

Acebes pide la reunión del Pacto Antiterrorista para actuar contra EHAK

"Zapatero está preso de los nacionalistas y está dispuesto a pagar cualquier precio para pactar con el PNV". Con proclamas de esta guisa, el líder del PP, Mariano Rajoy, pidió ayer a los socialistas vascos que voten a María San Gil. Una de las frases más aplaudidas de la candidata a lehendakari fue: "Me niego a creer que una seña de identidad de los vascos sea que tengamos que compartir la vida política con los terroristas".

Más información

En un abarrotado cubo grande del Kursaal, un foro que nunca había llenado el PP en San Sebastián, Rajoy y San Gil pidieron el voto de todos los constitucionalistas vascos y reclamaron como propio todo el discurso que hace cuatro años, allí mismo, defendieron los entonces líderes del PSE y del PP, Nicolás Redondo y Jaime Mayor, de la mano del filósofo Fernando Savater, miembro de ¡Basta Ya!

En este escenario, Rajoy pasó de puntillas por la novedad de la campaña: la elevada probabilidad de que Batasuna, a través de EHAK, participe en el Parlamento vasco. Sólo dijo que el presidente del Gobierno "no es capaz de aplicar la Ley de Partidos y de ir a los tribunales para que los etarras no le tomen el pelo a los ciudadanos". Horas después, el secretario general del PP, Ángel Acebes, envió una carta al responsable de Organización del PSOE, José Blanco, emplazándole a convocar mañana una reunión del Pacto Antiterrorista para analizar la situación de EHAK. Blanco telefoneó a Acebes y le recordó el compromiso del ministro del Interior, José Antonio Alonso, de informar a Rajoy de inmediato sobre el resultado de la investigación que han abierto la Abogacía del Estado y la Fiscalía, informa Anabel Díez. Blanco y Acebes acordaron reunir el Pacto Antiterrorista si algún próximo acontecimiento lo requiere, según fuentes de sus respectivos partidos.

San Gil tildó de "desolador" que el presidente del Gobierno "venga a Euskadi y no diga una palabra de EHAK". Según ella, esto obedece a que "Zapatero sólo hace su discurso para los nacionalistas" porque "está buscando un Gobierno del PNV con el PSE".

La candidata y Rajoy proclamaron: "No queremos ni plan López ni comunidad nacional. Queremos seguir siendo españoles". Esto, según Rajoy, no es posible con el actual PSOE. "Este PSOE no es el de sus antiguos dirigentes, como Indalecio Prieto o Felipe González, que tenían una idea de España que podíamos compartir. Éste es el PSOE de Zapatero, un señor que piensa que vivimos muy apretados porque estamos demasiado unidos; que la Constitución está difunta porque es muy vieja; que la transición se hizo mal porque no se le consultó a él; que España está sin terminar porque lo dice Maragall, y que los nacionalistas son las joyas de la Corona porque él las necesita para gobernar".

Rajoy reprochó a Zapatero que "ahora hable de convocar también él un referéndum, aunque no sabe para qué". Le censuró que "quiera ser como Ibarretxe: si Ibarretxe tiene un plan, ¡cómo no lo va a tener Zapatero!; si Ibarretxe hace un referéndum, ¡por qué no lo va a hacer también Zapatero!". Y pidió a los socialistas que le ayuden a "parar los pies al plan Ibarretxe".

De izquierda a derecha, Leopoldo Barreda, María San Gil, Mariano Rajoy y Jaime Mayor, en el Kursaal.
De izquierda a derecha, Leopoldo Barreda, María San Gil, Mariano Rajoy y Jaime Mayor, en el Kursaal.JAVIER HERNÁNDEZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50