Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones en el PaísVasco

BLOC DE CAMPAÑA

- Irrumpe Zapatero. Zapatero irrumpe hoy en la campaña, en San Sebastián, procedente de Roma. Irá dos veces más a Euskadi. Es la baza estratégica de la campaña de Patxi López al ser quien mejor visualiza que el cambio es posible por su triunfo inesperado el 14-M. La meta de López es retener los votos que Zapatero logró el 14-M en Euskadi: 340.000, con una participación del 76%, que, extrapolados a las autonómicas, serían 21-22 escaños (el PSE logró 13 en 2000). El 14-M, el PNV-EA logró 80.000 más y el PP 105.000 menos. El mensaje de Zapatero es de "convivencia y paz". Dirá que el proyecto de Ibarretxe está agotado tras 25 años de gobernar el PNV; que es bueno el cambio y que quien mejor puede unir una sociedad partida en dos mitades, como la vasca, es el PSE. Ofrecerá más autogobierno. Vaticinará que la paz es posible esta legislatura y revalidará su compromiso con ella.

- La campaña se anima. El consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga (en la foto), también vaticinó ayer, en Madrid, que esta legislatura será la de la paz. Pero el consejero, de EA, dijo otras cosas que muchos nacionalistas piensan y no dicen. Expresó su convicción de que la ilegalizada Batasuna pedirá el voto para el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK en euskera), que los tribunales lo tolerarán e incluso insinuó que hay un pacto entre los entornos del Gobierno y de ETA sobre ello. Predijo que EHAK (Euskadi está llena de carteles con esa sigla) logrará muchos votos de Batasuna (7 escaños), aunque no todos porque una sigla comunista causa recelos. No dijo más, pero al PNV-EA le preocupa EHAK porque arriesga su mayoría absoluta.

- Sin manifiesto. La plataforma ¡Basta Ya!, cuya cabeza más visible es Fernando Savater, ha roto la tradición y no pedirá el voto para los partidos constitucionalistas. "La agria pelea partidista entre PSE y PP arruina el espacio común del constitucionalismo que representamos. Nos parece más razonable no pronunciarnos sobre el voto", dice un portavoz. En ¡Basta Ya! se quejan de que algunos de sus miembros se han ofrecido a participar en la plataforma Aldaketa (Cambio), cuya cabeza es Joseba Arregi, y ésta se ha negado para "no contaminarse".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de abril de 2005