Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hermanos Presnyakov sumergen al espectador en la tiranía del miedo

Carlos Aladro dirige 'Terrorismo', que se estrena hoy en el teatro de la Abadía de Madrid

Los hermanos Oleg y Vladímir Presnyakov, siberianos de 32 y 35 años, considerados la nueva y potente voz del teatro ruso, están en Madrid para asistir al estreno español de Terrorismo, su biblia escénica, en la que abordan la tiranía del miedo y las distintas caras del terror desde una brillante ironía e incidiendo en la responsabilidad individual del ser humano. El montaje se estrena hoy en el teatro de la Abadía de Madrid, que dirige José Luis Gómez, bajo la dirección del joven Carlos Aladro, que define la obra de "excepcional y profundamente compleja".

"Nadie puede vivir, morir ni amar por ti, nadie te puede salvar del terrorismo, la cabeza humana no puede aguantar tanta responsabilidad". Ésa es la idea que atraviesa Terrorismo, la obra de los hermanos Presnyakov que se estrena hoy en España, con traducción de Antonio Fernández Lera.

El texto, inscrito en la vanguardia rusa, presenta a través de seis historias, independientes entre sí, una serie de situaciones cotidianas llevadas al absurdo. De ahí parten los jóvenes autores en esta reflexión sobre la tiranía del miedo.

Aladro es un joven director, criado en el mundo del teatro. Es hijo del director e investigador escénico Carlos Aladro y de la crítica teatral Julia Arroyo, ambos fallecidos. Se ha formado en el teatro de la Abadía, al igual que los ocho actores, que interpretan 22 personajes. Entre ellos, Israel Elejalde y Lidia Otón.

José Luis Gómez dice que han hecho un espectáculo extraordinario en el que se "habla del terrorismo que generamos nosotros mismos. Es uno de los trabajos más hermosos que he visto al elenco de la Abadía", y añadió: "Doy la alternativa a Aladro, quien ya había toreado, pero ahora se enfrenta a una gran faena con toros muy grandes y con el desafío de contar una historia y llegar al corazón", dice Gómez de su discípulo. Aladro califica la obra de excepcional y profundamente compleja, algo que también sostiene la escenógrafa Ana Garay, que ha jugado con el concepto, nuevo para ella, de "escenario exento".

Hasta los Presnyakov dicen que para ellos es una obra compleja: "Tratamos de transmitir nuestra sensación sobre el tiempo, la conciencia, superar el caos que nos rodea. Hoy no existen verdugos ni víctimas, sólo una reacción encadenada de terror..., a cada persona del mundo algo le han robado".

Los Presnyakov escribieron la obra un año antes del 11-S y la estrenaron una semana después del secuestro del teatro Dubrovka por un grupo de chechenos: "Nos pilló ensayando e incidimos y luchamos con las consecuencias de las explosiones interiores, lo importante es tener conciencia de cuál es nuestra sociedad", dicen sobre esta obra que llegará en mayo a Nueva York y que ya se ha visto con gran éxito en los escenarios de nueve países, como en el Royal Court de Londres, entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de abril de 2005

Fe de errores
Carlos Aladro, director e investigador escénico, no ha fallecido, en contra de lo que se decía en la información publicada ayer en la sección Espectáculos sobre la obra de teatro Terrorismo, dirigida por su hijo.