El difícil juego de publicar un título

La partida de un juego de rol puede llegar a durar años. Todo depende de las ganas y aguante que tengan los jugadores y el director. Para crear y publicar un título propio, el proceso puede llegar a ser igual de largo. Pero mucho más penoso. Vicente de los Santos lo sabe bien. Él es uno de los creadores de Xtraidos, un juego de rol protagonizado por superhéroes. Su trabajo ha sido el de crear y describir un futuro alternativo en 2015, en el que la Segunda Guerra Mundial nunca ha existido y unos alienígenas visitan la Tierra para explicar cuál es el verdadero origen de la Humanidad.

Tras años de lucha, Vicente y su equipo han logrado publicar ellos mismos el libro que recoge el universo y las reglas de su juego. "Hemos logrado que un compañero nos lo edite en Badajoz. Sacamos 80 ejemplares, de los que sólo quedan cuatro. Los hemos vendido a través de nuestra web www.xtraidos.com". Antes sufrieron todo tipo de avatares para conseguirlo. Casi tantos como los que se pueden surgir en uno de sus juegos. "Íbamos a presentar el juego en la pasada Feria del Cómic de Barcelona, pero en el último momento, el maquetador nos dejó tirados",

dice mientras muestra su obra con orgullo. Se trata de un voluminoso tomo que huele a nuevo, lleno de dibujos en blanco y negro al estilo del tebeo americano. "Uno de los dibujantes del equipo acaba de ser contratado por la editorial estadounidense DC [esta firma publica las historias de superhéroes como Batman o Superman]".

La historia de Vicente sigue la estela de la de Ricard Ibáñez, un profesor de Historia que hace 15 años creó el juego de rol español más conocido y vendido: Akelarre. Ibáñez ha vuelto a situarse a colocarse en los anaqueles de los juegos más vendidos en España. Suya es la adaptación de Las Aventuras del capitán Alatriste a los juegos de rol. Un título ideal para pasar tardes luchando "mucho y bien", como diría el héroe de Arturo Pérez Reverte.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS