Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil arresta en Mondragón a un supuesto colaborador de la banda

La Guardia Civil detuvo ayer en Mondragón (Guipúzcoa) a Eneko Ostolaza, de 23 años, por su supuesta relación con ETA, dentro de la operación abierta tras el arresto en un control policial rutinario de dos jóvenes que transportaban medio centenar de ejemplares del boletín de la banda terrorista Zutabe. Mikeldi Zenigaonaindia, de 18 años, e Iker Legarra, de 21, fueron encarcelados el lunes acusados de colaboración con banda armada. Los dos detenidos son miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi, de la que uno de ellos era tesorero.

En el marco de esa investigación, la Guardia Civil llevó a cabo un registro en la herriko taberna (sede de grupos de la izquierda abertzale) del barrio donostiarra de Amara, donde fueron intervenidos alrededor de cuarenta zutabes, según fuentes del instituto armado.

Se intentó detener a una persona relacionada con la herriko taberna y que, presuntamente, estaría implicada en la distribución de la publicación etarra, pero la Guardia Civil no pudo localizar al sospechoso.

Además, efectivos de la Guardia Civil practicaron entre la una y las cinco de la madrugada de ayer tres registros en domicilios de las localidades vizcaínas de Lekeitio, Aulestia y en la capital, Bilbao. Fue intervenida diversa documentación y efectos, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Vizcaya. Los registros se realizaron a instancias del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005