Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA escondía en un 'zulo' en Burgos material para fabricar seis bombas

Uno de los tres detenidos el viernes condujo a la policía al escondite

Ocho kilos de clorato sódico y uno de azufre, suficientes para confeccionar seis bombas como las que ETA ha colocado en sus últimos atentados. Este material fue localizado ayer por la policía en un zulo de la banda terrorista en Cabañas, un pueblo burgalés de 16 habitantes, al que les condujo uno de los tres etarras a sueldo de la organización detenidos el viernes en San Sebastián, que pretendían reconstruir el comando Donosti.

Agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía trasladaron en la mañana de ayer a Cabañas a Carmelo Lauzirika Orive, de 27 años, según fuentes de la lucha antiterrorista. En esa pedanía del municipio burgalés de Santa Cruz de Juarros (a unos 30 kilómetros de la capital, que consiste en una docena de casas con 16 vecinos censados pero sólo tres residentes) localizaron el zulo, un agujero de unos 50 centímetros por 60, en el que se hallaron 10 bolsas con ocho kilos de clorato sódico y un kilo de azufre, además de un telemando, con un equipo emisor y otro receptor, para activar bombas a distancia.

Los escasos vecinos de Cabañas mostraron la habitual extrañeza en estos casos. Uno de ellos, Simón, explicó a Efe que el pasado verano vio que un vehículo se paraba muy cerca del lugar donde se encontró el zulo y alguien recogía un saco de entre unas piedras situadas a escasos metros. "Entonces no nos pareció extraño y pensamos que sería algún cazador que aprovechaba la noche para recoger alguna pieza que habría cobrado antes de manera ilegal".

Con las sustancias químicas halladas en el zulo se podrían fabricar, según las mismas fuentes, seis artefactos de escasa potencia como los siete que ETA colocó el pasado 6 de diciembre, Día de la Constitución, en otras tantas ciudades españolas y que causaron una decena de heridos leves, o las que estallaron hace pocas semanas en localidades turísticas de Alicante.

Tres pistolas y un subfusil

Fuentes policiales señalan que Lauzirika, al que vinculan con el terrorismo callejero, podría estar relacionado con los atentados del Día de la Constitución. Lauzirika, huido desde 2003, fue detenido el pasado viernes junto a Igor González Sola, El Enfermo, de 32 años, que había pasado a la clandestinidad a finales de 2004 y al que también se relaciona con la kale borroka, e Iker Olabarrieta Colorado, de 27 años, presuntamente relacionado con la ilegalizada organización juvenil Jarrai.

Los tres fueron arrestados cuando dormían en un piso de San Sebastián, donde la policía se incautó de tres pistolas (una Sig Sauer, una Browning y una tercera de origen egipcio) y un subfusil; placas falsificadas de la Guardia Civil y de la Ertzaintza, y cinco juegos de documentación española falsa (documentos de identidad, carnés de conducir y tarjetas de crédito).

La detención de quienes supuestamente pretendían reconstruir el complejo Donosti -una red de grupos satélite que hasta su desarticulación en el verano de 2002 fue el entramado etarra más mortífero tras el fin de la tregua en diciembre de 1999- es consecuencia, según fuentes de la lucha antiterrorista, del arresto el pasado 19 de marzo cerca de Montpellier (Francia) de Aymar Altuna, Maite Aranalde e Iñaki Arietaleani.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005