Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo da el visto bueno a las cuentas del cierre del Fórum

Sólo uno de los vocales del PP se abstuvo

Visto bueno prácticamente unánime a las cuentas del cierre del Fórum. El acontecimiento, que se celebró en Barcelona en 2004 y llevaba más de siete años de gestación, expiró ayer formalmente al celebrarse el último consejo de administración para disolver la sociedad y el consorcio organizador. Lo hizo presentando unas cuentas finales con un ligero superávit, de 100.000 euros, y enfocando las sucesivas ediciones. La siguiente, en 2007, en Monterrey (México).

El Consejo de Administración del Fórum está integrado por los representantes de las tres administraciones organizadoras -central, Generalitat y Ayuntamiento- y también por representantes de los partidos que actualmente están en la oposición, tanto en el Gobierno catalán como en el central: CiU y PP. Todos votaron a favor de la liquidación presentada, excepto Alberto Fernández Díaz, presidente del grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, que se abstuvo. Josep Piqué, presidente del Partido Popular de Cataluña (PPC), votó a favor.

La radiografía contable que ayer presentó el director del Fórum, Jordi Oliveras, era la de un acontecimiento que había cerrado en tablas, con un ligero superávit conseguido gracias al recorte de gastos, a la reserva de una partida para imprevistos y a una aportación extraordinaria de los patrocinadores de última hora -de 7,2 millones de euros- para facilitar que las cuentas cuadrasen a cambio de beneficios fiscales. El Fórum, como acontecimiento y al margen de las inversiones para la reforma urbanística del territorio que ocupa junto al Besós, ha costado 323,7 millones de euros. La mayor aportación la han realizado las tres administraciones con 208,6 millones de euros entre las tres. Los patrocinadores han aportado 70,5 millones de euros, mientras que los ingresos por entradas se quedaron en 26,6 millones de euros -lejos de los 61,5 millones de euros inicialmente previstos cuando se calculaban unos cinco millones de visitantes y no los 3,5 millones reales- y otros 18 millones por la venta de activos y mobiliario.

"Representa un cierre equilibrado de un acontecimiento nuevo que supone una oportunidad para que las ciudades organicen un encuentro que no son los Juegos ni las exposiciones y que quiere ser un encuentro del mundo de las ideas", señaló el alcalde de Barcelona y presidente del consorcio organizador, Joan Clos, al término del consejo de administración.

En cuanto al recinto que ocupó el Fórum durante cinco meses, la ciudad lo recuperará a partir del próximo mes de abril tras las obras de adecuación de parte de los espacios, en especial la plaza del Fórum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005