Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Musharraf urge a India una solución al conflicto de Cachemira

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, pidió ayer a India "coraje" para buscar una solución definitiva al conflicto de Cachemira y afirmó que el proceso de paz entre India y Pakistán puede descarrilar si no se hacen progresos en la disputa sobre la región de Cachemira.

En el discurso pronunciado con motivo de la fiesta nacional, Musharraf -que tiene previsto visitar India el 17 de abril con motivo de las finales de cricket y no se desarta que mantenga encuentros políticos- insistió en que las medidas de confianza adoptadas por los dos países dentro del actual proceso de paz perderían su valor si no se resuelve el conflicto territorial de una manera "que sea aceptable para todas las partes: Pakistán, India y el pueblo cachemir".

Tras la independencia del Imperio Británico y la división en India y Pakistán en 1947, Cachemira, un Estado de mayoría musulmana, quedó bajo control de Nueva Delhi mientras se preparaba un referéndum que nunca llegó a realizarse. De las tres guerras libradas por los dos países desde entonces, dos han sido directamente por Cachemira, que, desde la primera guerra, quedó dividida por una línea que mantienen cascos azules de Naciones Unidas y que dejó bajó control de India un 45% del territorio, un tercio bajo control paquistaní y el resto bajo control de China.

Las dos potencias atómicas estuvieron de nuevo al borde de una guerra en 2002, pero el año pasado iniciaron el deshielo de sus relaciones y han logrado importantes avances. Sin embargo, Musharraf destacó ayer que la confianza mutua se construye cuando se solucionan los "problemas reales" y, tras señalar que "apoya plenamente la lucha de los cachemires", subrayó que para conseguir la paz definitiva, ambos países deben olvidarse de su "pasado difícil" y mostrar "flexibilidad, coraje y sinceridad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005