Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparece un vigilante en el incendio de un almacén

Una nave industrial de 3.000 metros cuadrados situada en el barrio del Gorg de Badalona quedó calcinada ayer de madrugada al declararse un incendio cuyas causas se desconocen. En ella había cinco almacenes regentados por ciudadanos chinos. Los servicios de emergencia daban anoche por desaparecido al guarda jurado, de origen chino. A última hora los bomberos no habían podido entrar en la nave y será necesario remover toneladas de escombros para saber si debajo se halla el cuerpo del desaparecido.

El incendio se declaró el miércoles a la una de la madrugada. Fue el vigilante quien alertó del siniestro a los servicios de emergencia. Se cree que, tras dar el aviso, entró de nuevo en el local para tratar de sofocar las llamas. Según la delegada de la Generalitat, Carme Sanmiguel, desplazada al lugar del incendio, cuando se inició el fuego había tres personas en los almacenes. Dos salieron por su propio pie, pero la tercera no apareció.

La nave, de la empresa Haiyi SL, quedó totalmente calcinada. En ella se almacenaban productos del hogar y de limpieza de procedencia china destinados suministrar a tiendas de todo a cien.

Veinticuatro vehículos de los Bomberos de la Generalitat, uno de los Bomberos de Barcelona, uno de Protección Civil y una ambulancia del Ayuntamiento de Badalona se desplazaron a la zona para evitar que el fuego se propagara a las naves y fábricas vecinas. De hecho, una de las naves adosadas a la incendiada, perteneciente a la empresa farmacéutica Cotofarma, también sufrió las consecuencias de este incendio y su almacén y la zona destinada a las oficinas quedaron calcinadas.

La fachada de la nave en la que se inició el fuego se derrumbó y parte del techo cedió. Los bomberos tuvieron que maniobrar para apagarlo desde el exterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005