Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASTROFÍSICA | Conjuntos estelares

Supercúmulo de estrellas en la Vía Láctea

Unos astrónomos europeos han descubierto en la Vía Láctea, nuestra galaxia, un supercúmulo estelar, es decir, un conjunto de cientos de miles de estrellas, incluidas centenares de ellas muy masivas, concentradas en un espacio muy pequeño. Hasta ahora se conocían estas superestructuras sólo en galaxias lejanas formando parejas o grupos e interactuando entre sí. La investigación se ha hecho con telescopios del Observatorio Europeo Austral (ESO), en La Silla (Chile) y ha sido coordinadas por Ignacio Negueruela (Universidad de Alicante) y Simon Clark (University College, Londres).

El cúmulo galáctico, informa el ESO, es el conocido como Westerlund 1 y está en el cielo del hemisferio Sur, a una distancia de unos 10.000 años luz de la Tierra. Como está oculto tras una gran nube de polvo y gas que bloquea la mayor parte de la luz visible que emiten las estrellas, ha sido difícil observarlo en detalle, pero los científicos han logrado ahora identificar unos 200 astros, algunos 2.000 veces más grandes que el Sol y otros que brillan como un millón de soles. Otros cúmulos conocidos en la Vía Láctea son mucho menos masivos. Al parecer, es el cúmulo más masivo, joven y compacto, identificado en la Vía Láctea.

Westerlund 1, con cientos de miles de estrellas, ocupa un volumen muy pequeño del espacio, aproximadamente seis años luz de diámetro, lo que no es mucho más que los cuatro años luz que separa al Sol del astro más cercano, Proxima Centauri. Para tener una idea de lo que esto significa: sería como llenar con cientos de miles de estrellas -algunas gigantescas- un espacio equivalente al que, aquí, en el entorno del Sol, sólo tiene dos. "Si el Sol estuviera localizado en el corazón de Weterlund 1, el cielo estaría lleno de estrellas, muchas de ellas más brillantes que la Luna llena", ha comentado Negueruela.

Tal concentración de astros lo convierte en un entorno muy dinámico y extremo, donde pueden formarse estrellas y planetas. Es más, como explica Clark: "Con tantas estrellas en un volumen tan reducido, algunas de ellas colisionarán. Esto puede provocar la formación de un agujero negro de masa intermedia, más masivo que cien masas solares. E incluso puede que semejante monstruo se haya formado ya en el centro de Westerlund 1". Realmente todo es extremo en ese superconjunto estelar. Los astrofísicos calculan que con tantas estrella supermasivas, en un plazo de tiempo inferior a 40 millones de años, se registrarán allí más de 1.500 explosiones de supernova.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2005