Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del Carmel pasa factura al gobierno municipal de Barcelona

Los ciudadanos dan mejor nota a Trias que a Clos por primera vez

El último barómetro trimestral del Ayuntamiento de Barcelona es un jarro de agua fría para sus responsables. La crisis del Carmel pasa factura al consistorio y ocupa el tercer lugar entre las preocupaciones de los ciudadanos. El 41,1% de los barceloneses considera "mala o muy mala" la gestión del Ayuntamiento. Además, el líder de la oposición, Xavier Trias (CiU), supera en valoración al alcalde, con 5,3 puntos frente a 5,1, respectivamente.

Los resultados del barómetro del último trimestre son tan desfavorables para el Ayuntamiento y el propio alcalde, Joan Clos, que él mismo compareció ayer ante la prensa para comentarlos. Habitualmente lo hace el portavoz, Ferran Mascarell, que ayer flanqueó a Clos junto a la concejal de Participación, Assumpta Escarp.

El alcalde arrancó aludiendo directamente a los malos resultados: "La crisis del Carmel ha supuesto una afectación de la imagen municipal importante que es consecuencia de que el Ayuntamiento esté al frente de lo que pasa en la ciudad, sea o no responsabilidad del consistorio". La encuesta se realizó por teléfono a 800 mayores de edad entre los días 14 y 16 de marzo, después de los plenos extraordinarios sobre el Carmel en el Ayuntamiento y el Parlament, y pasada también la moción de censura.

La evaluación de la gestión del Ayuntamiento es uno de los datos más llamativos por el suspenso que el 41,1% de los ciudadanos dan al consistorio, pero también porque la calificación "mala o muy mala" se ha casi triplicado desde el 15,8% de las respuestas de hace un año. La evaluación de la gestión como "muy buena o buena", en cambio, era hace un año del 56,9% y se sitúa ahora en el 35,6%. La Generalitat no escapa a estas malas notas. El 37,1% de los barceloneses suspende también su gestión, una calificación que hace tres meses sólo representaba el 19%.

La evaluación "es especialmente negativa, como es especial la crisis del Carmel", defendió el alcalde Clos. Sin embargo, cuando se le preguntó por el imparable descenso en la evaluación del Ayuntamiento aludió a "ciclos habituales en los mandatos. No tiene mucha relevancia", aseguró.

Más explícito fue Clos cuando contestó a la puntuación que le otorgan los ciudadanos: el 5,1. "El que está en el puente de mando se suele mojar cuando hay tormenta", dijo. La valoración del alcalde por parte de los ciudadanos está por debajo de la de sus socios de gobierno Imma Mayol (ICV) y Jordi Portabella (ERC), ambos con el 5,6; y por debajo también de Xavier Trias (CiU), que por primera vez le supera, con el 5,3. Alberto Fernández Díaz (PP) se mantiene en 3,8 puntos.

El grupo municipal de CiU señaló ayer en un comunicado que la valoración de su jefe de filas, Xavier Trias, "confirma que la oleada que llevará el cambio es imparable". El presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, afirmó que los resultados de la encuesta significan que "Clos va de mal en peor y su gobierno municipal está en caída libre".El descenso en la consideración de los líderes municipales es constante desde hace un año. Sin embargo, no se traduce en intención de voto en las elecciones municipales, que se mantiene con algunas variaciones. El alcalde subrayó que los resultados publicados ayer revelan que los hundimientos del Carmel "se han saldado con una crisis de confianza más política que técnica. Confiamos superarla a base de aceptar las críticas, reconocerlas, aprender lecciones donde las ha habido y aplicarnos con esfuerzo de cara a los próximos meses". "El liderazgo y estar en primera fila supone pagar precios", zanjó.

La encuesta revela que el 80,3% de los barceloneses consideran que lo que ha ocurrido en el Carmel "es una negligencia" y que el 49,5% tiene "poca o ninguna" confianza en que el barrio recupere la normalidad dentro de un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2005