Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANTONIO VERCHER | Fiscal del Supremo

"El derecho penal debe proteger la naturaleza"

Antonio Vercher es uno de los fiscales con más experiencia en medio ambiente. En 1985 realizó un máster en medio ambiente en EE UU y, casi por casualidad comenzó a encargarse del tema en la fiscalía de Valencia. Vercher, nacido en Tavernes de la Valldigna (Valencia), hace 51 años, es actualmente fiscal del Supremo. Cada año desde 2002 organiza un curso sobre el tema para los fiscales interesados. Y cada año acuden más.

Pregunta. ¿Por qué hace falta un fiscal de medio ambiente?

Respuesta. Hay miles de normas sobre el medio ambiente y el territorio. Hay tratados internacionales, directivas comunitarias, leyes, leyes autonómicas y reglamentos locales, como los del ruido. El tema tiene mucha complejidad y hay que afrontarlo con especialización.

P. ¿No hay nada de eso?

R. Existe,ero de forma descoordinada, en unos sitios mejor que en otros. Depende de la sensibilidad que haya tenido cada fiscal jefe. El problema es que el delito ecológico ya no trata sólo de proteger el bosque, sino que incluye muchas cosas y muy complejas: desde vertidos al aire hasta el fondo marino.

P. ¿Hay leyes pero faltan condenas?

R. Hay sentencias condenatorias, pero ahora hay que usar el derecho penal para proteger el medio ambiente, como pide la Unión Europea. Tenemos que conseguir que las empresas respondan por sus daños. Tenemos que darle perspectiva uniforme al problema, realizar informes, intercambiar información, que se generalice la jurisprudencia.

P. Un ejemplo es el fuego. Los fiscales denuncian que es muy difícil obtener condenas.

R. El problema en los incendios forestales es que se basan en la prueba indiciaria. Puedes tener a un hombre ha comprado la gasolina, que lo han visto en el monte y que salió corriendo al comenzar el fuego y que sea difícil condenarlo. Tienes que recomponer muy bien el rompecabezas. Es difícil conseguir condenas. Pero no imposible.

P. La ley impedirá recalificar el monte quemado en 30 años.

R. Me parece bien. Hasta ahora estaba en manos de las autonomías la recalificación y es bueno que se unifique.

P. El nuevo fiscal tendrá adscrito al Seprona.

R. Supongo que este cuerpo de la Guardia Civil lo agradecerá infinitamente porque así tendrán referencias en cada provincia, fiscales que conocen los delitos, lo que facilitará la instrucción. Esto no es un robo ni una estafa. Son delitos distintos en los que lo tradicional no sirve demasiado. Además el urbanismo cada vez está más relacionado con el blanqueo de dinero, lo que complica las investigaciones. Hay mucha corrupción relacionada con el medio ambiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de marzo de 2005