Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

12.000 firmas rechazan una central térmica entre Banyeres y Beneixama

Los Ayuntamientos afectados se niegan a conceder licencias

La central térmica de ciclo combinado que la empresa Global 3 Peaker pretende instalar entre los términos municipales de Banyeres de Mariola y Beneixama ha provocado un amplio rechazo. El alcalde de Beneixama, Antonio Valdés, del PP, entregó esta semana 12.000 escritos dirigidos al Ministerio de Medio Ambiente en los que los vecinos solicitan que se paralice el proyecto por su impacto ambiental.

A estos escritos de vecinos, grupos ecologistas, asociaciones, sindicatos, partidos políticos y entidades sociales, se sumarán en los próximos días los acuerdos adoptados por los ayuntamientos de Camp de Mirra, Banyeres de Mariola, Villena, Biar, Castalla, Beneixama y Fontanars dels Alforins, contrarios también a la instalación.

Hasta su eventual ubicación se desplazaron ayer en excursión medio centenar de personas que se sumaron a una marcha organizada por el Área de Medio Ambiente de Esquerra Unida. Los excursionistas llegaron a mediodía al refugio El Blanquinal, en la Serra de La Solana, desde donde divisaron el área donde la empresa Global 3 Peaker pretende construir la central térmica.

El perímetro que reserva la compañía está muy cerca del gasoducto a su paso por las comarca de L'Alcoià, L'Alt Vinalopó y la Foia de Castalla. "Las emisiones contaminantes sobrepasarían lo permitido por el Protocolo de Kioto y causarían un fuerte impacto", explicó Miguel Padilla, de Esquerra Unida. Según algunos expertos, que vienen visitando las poblaciones afectadas, esta central térmica generaría importantes efectos nocivos en el medio ambiente, la agricultura y la salud de los habitantes en un radio de 40 kilómetros. Entre los expertos que han ofrecido charlas está el responsable de oncología infantil del Hospital la Fe de Valencia, Josep Ferris, que advirtió de los riesgos para la población infantil.

Los ayuntamientos que compartirían esta central térmica ya han anunciado que no concederán la licencia de actividad de obra para construir esta instalación. El Ayuntamiento de Banyeres ha señalado que está dispuesto a denegar todos los permisos que sean de su competencia en relación a la central térmica. La alcaldesa María Encarna Francés, del PSPV, ha advertido además que tampoco autorizará la recalificación de terrenos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de marzo de 2005