Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red que vendía permisos falsos a extranjeros

La Policía Nacional ha desarticulado una red que se dedicaba a la falsificación y venta de permisos de trabajo y residencia a ciudadanos extranjeros, y ha detenido a 23 personas. En un comunicado, la policía informó ayer de que la operación comenzó a mediados del pasado diciembre y que entre los detenidos se encuentran un matrimonio de El Cuervo (Sevilla) y otro de origen boliviano residente en Coria del Río, que eran los encargados de captar a compatriotas que residieran irregularmente en España.

La red tenía su aparato principal en Seseña (Toledo), donde se encontraba su jefe, de nacionalidad colombiana. Los detenidos confeccionaban falsas resoluciones, por las que cobraban 400 euros, supuestamente expedidas por la Delegación del Gobierno en Madrid. El pago se realizaba por medio de cuentas bancarias interpuestas, siendo titulares de las mismas ciudadanos españoles y extranjeros en situación regular en España.

Durante la operación, los agentes realizaron siete registros, seis de ellos en domicilios -en Coria del Río y en Seseña- y el otro en un locutorio público de Seseña. Los agentes se incautaron de 16 resoluciones falsas, ordenadores, cuentas bancarias en las que se realizaban los ingresos, que pudieron alcanzar los 30.000 euros, así como dos teléfonos móviles y un fax.

La investigación comenzó cuando la policía tuvo conocimiento de que en la comunidad boliviana de Coria del Río residía un elevado número de personas irregularmente, que habían agotado su periodo de estancia sin obtener permiso de trabajo y residencia y que estaban dados de alta en empresas de transporte y del sector agrícola.

La apariencia de legalidad permitía a los bolivianos compradores pasar a una situación regular, al presentar las resoluciones a las empresas contratantes y aducir que estaban pendientes de que la Oficina de Extranjeros en Madrid les comunicara cuándo recoger la tarjeta. Debido a la calidad de las resoluciones, eran contratados por las empresas, que tramitaban el correspondiente alta en la Seguridad Social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005