Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal dispone de pruebas que vinculan a Batasuna con la lista Aukera Guztiak

El juez Grande-Marlaska las encontró en una investigación de Garzón sobre el entorno de ETA

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, reveló ayer que dispone de una "prueba documental" en la que una dirigente de Batasuna comunicó a un cabecilla de ETA en prisión que la estrategia para las elecciones vascas pasaba por la presentación de una lista de Batasuna y otra de personalidades no ligadas directamente a ella, que se sospecha sea la lista de Aukera Guztiak. Esa prueba, además de "una abundante documentación", procede de una investigación del juez Baltasar Garzón sobre el entorno de ETA y fue remitida al fiscal por su sustituto, el juez Fernando Grande-Marlaska.

La conversación en la cárcel sobre la estrategia electoral fue intervenida por orden judicial

Batasuna emplaza a Conde-Pumpido a que pruebe su relación con Aukera Guztiak

"Si nosotros tenemos, como tenemos efectivamente, una prueba documental, en la que una dirigente de Batasuna le cuenta a un dirigente de ETA en prisión cómo va a ser su estrategia para estar presente en el Parlamento vasco y, en esa estrategia, se define que va a haber dos candidaturas, una, digamos, manifiestamente de Batasuna, como efectivamente se ha presentado, y otra integrada por personalidades no ligadas directamente, que es a través de la cual va a conseguirse la participación de Batasuna en el Parlamento, si comprobamos que efectivamente esa estrategia se pone en marcha y la realidad nos demuestra que es así, pues ése es un dato indiciario", afirmó el fiscal del Estado, Cándido Conde-Pumpido en declaraciones a la cadena SER.

Según pudo saber EL PAÍS, dicha prueba, además de otras muchas que completan una "abundante documentación", procede de una de las investigaciones realizadas por el juez Baltasar Garzón sobre el entorno etarra y fue hallada por el sustituto de Garzón, Fernando Grande-Marlaska, en el juzgado central 5 de la Audiencia Nacional.

Grande-Marlaska dictó un auto deduciendo testimonio de dicha documentación y lo remitió al fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, quien a su vez lo puso en conocimiento de la Fiscalía General del Estado para que ésta pueda utilizarlo ante la Sala Especial del Tribunal Supremo.

Según fuentes jurídicas, la intervención de la conversación con el dirigente etarra fue ordenada por Garzón en el marco de una investigación judicial, lo que permite presentarla como prueba ante el Tribunal Supremo. Las intervenciones de conversaciones a presos decretadas administrativamente tienen dificultades para ser consideradas válidas por los tribunales.

Conde-Pumpido añadió en sus declaraciones a la cadena SER que ese indicio, unido a la participación de la ilegalizada Batasuna en la campaña de recogida de las firmas para que Aukera Guztiak (Todas las Opciones) se presentase a las elecciones, y a "determinados elementos adicionales", le permite en principio establecer "una sospecha fundada" de que Aukera Guztiak puede ser el "instrumento" para conseguir la representación de Batasuna en la Cámara vasca.

Entre los indicios que le llevan a esa sospecha, Conde-Pumpido citó también la valoración "muy positiva" que realizó el dirigente de Batasuna Joseba Permach sobre la lista, y la pertenencia de sus miembros al "ámbito político" de la formación ilegalizada. "Tenemos datos de que esta candidatura puede ser un vehículo de participación de Batasuna. Por lo tanto, hemos pedido que si se trata de una candidatura que no apoya el terrorismo, pues que lo diga con toda claridad y con toda precisión: 'Esta candidatura está en contra el terrorismo y condena la violencia como instrumento de acción política", agregó Conde-Pumpido. Si esa "condena explícita" no se produce, el próximo jueves la Fiscalía impugnará la candidatura de Aukera Guztiak. En ese caso, el Supremo dictará sentencia el sábado.

El fiscal del Estado señaló también que se está realizando "un control" de las firmas recabadas por Aukera Guztiak para poder concurrir a las elecciones y que esos datos se están "cruzando" con los obtenidos en el proceso en el que se ilegalizó Batasuna y con sucesivas operaciones policiales contra ETA y su entramado de apoyo.

En consonancia con lo afirmado por Conde-Pumpido, fuentes policiales dijeron en la misma tarde de ayer que el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y la Guardia Civil estaban cruzando las 16.000 firmas que han apoyado la candidatura Aukera Guztiak para ver si existe relación o antecedentes de pertenencia a la formación abertzale ilegalizada.

Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, manifestó en los pasillos del Congreso que el Gobierno ya ha dado instrucciones a la Abogacía del Estado para que garantice que todas las candidaturas que concurran "resisten todos los filtros y exámenes de legalidad". En ese sentido, aseguró que las candidaturas que sean sospechosas de estar defraudando la legalidad serán impugnadas por la Abogacía del Estado. "Les puedo dar la tranquilidad de que a esas elecciones no va a concurrir ninguna candidatura sospechosa de dar continuidad a Batasuna", aseveró.

Las declaraciones de Conde-Pumpido provocaron un aluvión de críticas de los nacionalistas vascos, con los radicales de Batasuna a la cabeza. La dirigente de Batasuna Jone Goirizelaia aseguró que el fiscal general tiene que "probar lo improbable" en relación a la vinculación entre la formación abertzale y la plataforma Aukera Guztiak. Goirizelaia emplazó a Conde-Pumpido a que, si tiene pruebas, las presente, pero agregó que las visitas a las cárceles se hacen con peticiones a través de Instituciones Penitenciarias, "y lo que tendrá que decirnos es qué dirigente de Batasuna, en qué cárcel y con qué persona ha estado reunido".

A su vez, Eusko Alkartasuna (EA) criticó que el fiscal del Estado esté anunciando que las pruebas que tiene contra la plataforma electoral Aukera Guztiak son "rumores" sobre supuestas conversaciones entre miembros de Batasuna y de la banda terrorista ETA.

El cabeza de lista de Aralar (escisión de Batasuna que condena la violencia) por Álava, Iñaki Aldekoa, hizo un llamamiento a Conde-Pumpido para que "deje de hacer de inquisidor" porque, según declaró, "estamos en el siglo XXI y no en el XVI y no es serio el estar utilizando conversaciones de sacristía para llevar a la hoguera a personas decentes".

Asimismo, Gazte Abertzaleak, organización juvenil de EA, consideró "aberrante" que se investiguen las listas de personas que han apoyado con su firma la presencia de Aukera Guztiak en las elecciones vascas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2005