Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ranieri amenaza al Valencia con ir a juicio tras un acto de conciliación

El Valencia puede acumular en sólo ocho meses dos denuncias en los Tribunales de dos entrenadores diferentes. El verano pasado fue Rafa Benítez quien denunció al club por impago de primas y una parte de su contrato, que ya ha cobrado, y ahora Claudio Ranieri, despedido hace 20 días, puede seguir su camino. El abogado del italiano, Juan de Dios Crespo, aseguró ayer a este periódico que ve "complejo" el acuerdo con el Valencia para la rescisión de su contrato, que finaliza en 2007.

Ranieri exige al club unos ocho millones de euros por lo que resta de temporada y dos más, pero el Valencia está lejos de esas cifras. El abogado del técnico ha solicitado un acto de conciliación al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), que se celebrará dentro de unos 15 días. "Es obligado para que no prescriban los derechos del entrenador a cobrar", explicó Crespo, "es una acción administrativa, no judicial, pero si no hay acuerdo, iremos a juicio y eso puede durar dos o tres meses más. Seguimos en el tira y afloja".

El Valencia ya solicitó a la Federación Española una licencia provisional para que Antonio López pueda sentarse en el banquillo. Si Ranieri denuncia al club, éste deberá presentar un aval económico por la cantidad que el entrenador reclama para que López pueda seguir ejerciendo de entrenador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2005