Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta de Andalucía pone en marcha su propio servicio meteorológico

Expertos sobre cambio climático harán un informe anual

La Consejería de Medio Ambiente ha puesto en marcha CLIMA, un sistema meteorológico propio de la Junta de Andalucía que ofrece datos no solo del tiempo, sino también del clima y su evolución futura. La consejera Fuensanta Coves presentó ayer en Granada este nuevo servicio meteórológico al que se puede acceder desde internet, en la dirección www.juntadeandalucia.es/medioambiente, aunque carece de enlace directo.

El sistema obtiene datos de diversos organismos, entre ellos el propio Instituto Nacional de Meteorología, aunque incorpora servicios novedosos como la actualización cada diez minutos de datos de temperatura, humedad, viento y predicciones a diez días en distintos puntos de la región.

La consejera explicó que el proyecto cuenta con las informaciones técnicas en tiempo real, recabados en distintos puntos de la Comunidad y, el respaldo de una base con 700 millones de datos que ayudan a comprender la evolución del clima en Andalucía en los últimos años. De inmediato, se ampliará la base de datos hasta llegar a los 2.000 millones de registrados, procedentes de más de 2.500 estaciones.

Coves dijo que, con este sistema que complementa a otros oficiales, se intenta prestar el mejor servicio posible a la ciudadanía y a los profesionales "cuyo trabajo esté vinculado al tiempo y al clima, como la ganadería, la agricultura o el turismo, entre otros". Por tanto, "es un servicio ciudadano necesario".

Como novedad, se integra dentro de CLIMA, el trabajo que está realizando en Andalucía el Panel de Seguimiento del Cambio Climático. Sus informes también se incorporarán a la web, a disposición pública.

Según decidieron ayer en Granada los científicos integrantes de este foro, sus informes serán anuales e incorporarán un inventario sobre las emisiones en Andalucía de gases que producen efecto invernadero; y una estimación del impacto del cambio climático para la región.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de marzo de 2005