Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Antiviolencia propone multar al Atlético con 6.000 euros

Los hinchas rojiblancos lanzaron bengalas, botes, petardos y botellas el domingo en el Calderón

Las multas se apilan en el Atlético día a día. Los incidentes de sus aficionados acarrean ya varios miles de euros al club a lo largo de la temporada. El martes, el Comité de Competición multó al club con 600 euros por insultos racistas a Sissoko, jugador negro del Valencia, y, ayer, la Comisión Antiviolencia propone una sanción de 6.000 euros por el lanzamiento de bengalas, botes de humo, petardos y botellas al campo durante su partido del pasado domingo. Los actos violentos de sus aficionados, además, se extienden incluso fuera de su recinto del Vicente Calderón: un hincha del Atlético fue multado con otros 6.000 euros por agredir e insultar a dos ecuatorianos en los aledaños del estadio.

El Atlético es reincidente. El club madrileño ya fue multado por los incidentes de sus aficionados en la primera jornada de Liga por la Comisión Antiviolencia con 3.500 euros. La segunda sanción se elevó a 3.750 euros tras los sucesos de su partido del pasado 9 de enero frente al Real Madrid. Ahora la reincidencia,en el encuentro del domingo frente al Valencia, ha elevado la multa al Atlético hasta los 6.000 euros.

La propuesta de la multa está fundamentada en el informe policial del delegado gubernativo del campo del Atlético. La Comisión justifica su acuerdo "por deficiencias en las medidas [del Atlético] en el control de acceso al campo ya que se introdujeron y lanzaron varios botes de humo y bengalas".

Su posterior lanzamiento al terreno de juego fue reflejado en el acta arbitral del partido. El árbitro Iturralde González cifra entre ocho y diez las bengalas lanzadas al terreno de juego antes del inicio del partido, así como un petardo a los 13 minutos del encuentro y de varias botellas en los minutos 59 y 86. Estos sucesos están pendientes de castigo por el Comité de Competición, que está a la espera de recibir un informe policial cuya existencia menciona el Atlético en el pliego de sus alegaciones. El club madrileño dice en su recurso que adoptó las medidas de seguridad necesarias para evitar los incidentes y refuerza su posición con el contenido del mencionado informe policial.

Sin embargo, la Comisión Antiviolencia también se agarra a dicho informe policial para justificar la propuesta de la multa, por las "carencias de seguridad en los controles de acceso, ya que en dos de las puertas del estadio los aficionados entraron arrollando a los vigilantes de seguridad", según la resolución de Antiviolencia.

Por otro lado, los insultos dirigidos al valencianista Sissoko se han quedado sin castigo por parte de Antiviolencia, puesto que no se ha logrado identificar a los autores de los gritos. Competición, en casos como éste, se limita a multar al club con 600 euros.

Los incidentes del Atlético-Valencia se extendieron también fuera de las gradas. La Comisión ha multado con 6.000 euros y la prohibición de acceso a los recintos deportivos por un periodo no superior a los cinco meses al aficionado J. C. V., que agredió e insultó a dos ciudadanos ecuatorianos. Otro espectador fue multado con 4.000 euros y cinco meses sin acceso a recintos deportivos después de que se le interviniese una navaja y estupefacientes durante el partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005