CRISIS POLÍTICA EN CATALUÑA

Saura defiende el Estatuto ante los ataques de Piqué

Joan Saura, líder de Iniciativa per Catalunya-Verds, consejero de Relaciones Institucionales y máximo responsable de la ponencia que redacta el nuevo Estatuto catalán, en la que participa el PP, subió alarmado al estrado después de que Josep Piqué asegurara que "no habrá Estatuto antes del verano" y calificara de "expectativas frustradas" todas las iniciativas del Gobierno autónomo para llevar adelante el nuevo texto estatutario.

Ante este tono catastrofista, Saura optó por el enfrentamiento directo con Piqué, algo que ayer evitó el otro socio de Pasqual Maragall, el republicano Josep Lluís Carod Rovira. Según Saura, el Estatuto de Cataluña, la principal obra de Gobierno junto a la financiación que debe abordarse durante esta legislatura, se está debatiendo "porque ahora tenemos un Gobierno central que, al menos, está dispuesto a hablar, algo que no ocurría con el anterior Gobierno del PP".

Más información

Las reformas estatales

Durante la mañana, Piqué no tuvo reparos en afirmar que no le gusta que el texto que se está elaborando con la participación de todos los partidos tenga "cuatro veces más artículos que el actual Estatuto", que algunos artículos ocupen "una página entera", que se esté potenciando una "bilateralización entre la Generalitat y el Estado, incompatible con el actual sistema autonómico" o, incluso, que los diferentes grupos partan de la base de que el Estado ya reformará "500 leyes orgánicas" para "adecuar la legislación del Estado a lo que diga el Parlamento de Cataluña". Saura fue tajante y acusó a Piqué de faltar a la verdad en estas acusaciones y le pidió que no las repitiera "fuera de Cataluña".

Pero el debate del Estatuto no impidió que el líder ecosocialista se adentrara en la polémica del 3% que Saura relacionó directamente con la financiación ilegal de los partidos políticos. Por este motivo, el presidente de ICV abogó por aprobar una ley que obligue a las formaciones políticas a presentar sus balances económicos al Síndico de Cuentas, el organismo que controla las finanzas del Gobierno catalán. Saura, que recordó que hace dos años PP, CiU y el PSC se opusieron a esta iniciativa, consideró que todos los partidos deberían justificar sus ingresos, donaciones y gastos de las campañas electorales.

Josep Piqué aceptó el reto de Saura y afirmó ahora que su formación no tendrá ningún inconveniente en presentar sus cuentas "siempre y cuando antes haya un acuerdo entre los miembros del tripartito".

La retirada de la querella de CiU fue bien recibida por Joan Saura, quien, sin embargo, se enzarzó en una nueva disputa con Piqué por este tema. El líder del PP catalán aprovechó su turno de palabra con el consejero para lanzar sus sospechas de que CiU y PSC habían pactado la retirada de la querella. Fue Saura quien salió en la defensa del tripartito, y lo hizo con extrema dureza: "Usted está extendiendo la sombra de la corrupción diciendo que aquí ha habido un pacto de silencio: no lo diga si no tiene una prueba (...) y se lo digo yo, que soy el único presidente de un partido de esta Cámara que ha ido a los tribunales a poner querellas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de marzo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50