Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón planea hacer peatonal parte de Lavapiés

El alcalde reordenará el tráfico de sus calles

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció ayer que quiere "dar prioridad al peatón" en el barrio de Lavapiés, del distrito de Embajadores. Para ello, la Concejalía de Seguridad y Servicios a la Comunidad -que tiene la competencia de tráfico- va a diseñar un Plan de Movilidad Integral de la zona, que limitará el uso del vehículo privado de los no residentes, como ya se ha hecho en el barrio de las Letras, declarado "área de prioridad residencial". Es una de las 22 medidas que desarrollará el Consistorio como parte del Plan de Acción de Lavapiés, que pretende reforzar la seguridad y la limpieza, entre otros aspectos. Gallardón agregó que "no es un plan de inversión, sino de actuaciones".

Todas las medidas que se van aplicar en Lavapiés son "acciones ordinarias, a cargo del presupuesto de cada área", según especificó el concejal delegado de Economía, Miguel Ángel Villanueva y, por tanto, no habrá una aportación económica específica para el plan, fuera de lo que ya ha quedado reflejado en los presupuestos para este año.

Todas las medidas, agregó Gallardón, han sido consensuadas con los vecinos, a través de la Comisión Consultiva de Asociaciónes del Casino de la Reina. "Ha sido un proceso participativo", aseguró sobre el plan, que pretende hacer un barrio "más habitable y equilibrado".

El plan contempla otras medidas destinadas a paliar los mayores problemas de Lavapiés, un barrio en el que en los últimos años se ha producido simultáneamente una gran afluencia de inmigrantes, un incremento de comercios de mayoristas y, por lo tanto, han disminuido los minoristas, y en el que los vecinos se quejan de la inseguridad como uno de sus principales problemas.

"Si en el conjunto de la ciudad la delincuencia es considerada un problema del entorno por casi el 40%, en el barrio de Embajadores supera el 70%", según los estudios que maneja la Oficina de Centro. Por eso, una de las medidas que va a aplicarse con carácter inmediato es el aumento de presencia policial durante todo el día en sus calles y, especialmente, por las noches.

Además, ante la intensa actividad comercial que se vive en Lavapiés, el Ayuntamiento ha decidido reforzar el servicio de limpieza de las vías principales, el baldeo de sus calles en el turno de noche y, sobre todo, va a crear dos rutas de retirada de embalajes. Todo ello, porque "el elevado número de comercios mayoristas hace que frecuentemente se depositen en la vía pública grandes cantidades de embalajes", que no sólo aumentan la percepción de suciedad, sino que dificultan el tránsito de los peatones por las aceras de Lavapiés.

Depósito de embalajes

"La Concejalía de Medio Ambiente está trabajando en el diseño de las rutas de recogida. Una en la que se retiren embalajes cinco veces al día; y otra en la que se hagan tres retiradas en el turno de mañana y otras tres, en el de noche", precisó Villanueva. "Además", añadió, "se editará un folleto explicativo, con los puntos obligatorios para el depósito de embalajes, los horarios, así como las sanciones por incumplimiento".

También para facilitar la carga y descarga, otra de las preocupaciones de los vecinos de Lavapiés, se está trabajando en implantar un muelle de carga y descarga "en el entorno de la calle de Embajadores", explicó el gerente de Centro, Javier Serrano. "En la zona sur del barrio no existe un área para poder realizar esta actividad y estamos buscando ubicación".

Otra de las cuestiones que tiene previsto estudiar el área de Economía es la legislación que afecta al comercio mayorista, más propio de un polígono industrial, que de un barrio del Centro de la capital. "Vamos a estudiar un abanico de medidas que traten de potenciar un comercio que ha caído en desuso, limitado por los mayoristas", aseguró Villanueva.

Pero algunas de estas medidas se ven afectadas por leyes cuya reforma no es competencia del Ayuntamiento, sino de la Comunidad, como la ley de Comercio Minorista.

Desde el punto de vista social, el Consistorio ha introducido ya la figura del mediador social, "con el objetivo de mejorar la inserción social de extranjeros". También, actuarán agentes tutores contra el absentismo escolar, que estarán en contacto con los seis colegios del barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2005