Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA hace estallar una bomba en una residencia del BBVA en Vila Joiosa

El artefacto, de escasa potencia y compuesto de amonal, sólo ocasionó daños materiales

ETA hizo estallar ayer, un día después de que el BBVA presentara sus resultados, un artefacto de escasa potencia en los jardines de la residencia para empleados que esta entidad bancaria tiene en primera línea de mar en la playa El Paraíso, ubicada en La Vila Joiosa (Alicante). La residencia estaba completamente vacía y la detonación sólo causó algunos daños materiales en una caseta próxima a la piscina. Los terroristas avisaron al diario Gara del atentado.

La banda terrorista volvió a truncar ayer la tranquilidad dominical en el litoral alicantino. En esta ocasión no hubo que lamentar daños personales y tan sólo se registraron escasos desperfectos materiales en los jardines de una residencia turística para empleados del BBVA. El artefacto, cuyo peso se desconoce, estaba compuesto de amonal, según informó la Delegación del Gobierno, y estalló a las 15.10 en los jardines de la residencia de la entidad bancaria. "Un seto y una caseta para guardar material de jardinería, que en verano se utilizaba como vestuario, han sido los únicos desperfectos; ni tan siquiera la piscina, situada a tres metros de donde estaba la bomba, ha sufrido daños", comentó ayer la subdelegada del Gobierno en Alicante, Etelvina Andreu.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado acordonaron la zona y ordenaron a los vecinos de urbanizaciones aledañas que permanecieran en sus casas. Cuando estalló el explosivo no había nadie en la zona. "Fue como una explosión de butano, temblaron algunos cristales", comentó una vecina de las urbanizaciones de la playa. "No sabíamos si era un accidente de tráfico o qué", comentaba otra.

La residencia para empleados del BBVA está situada justo en la carretera N-340 que une Alicante y Valencia por el litoral, antes de llegar a La Vila Joiosa desde la capital alicantina. La carretera nacional permaneció cortada al tráfico durante casi tres horas, lo que originó un gran colapso en la zona.

La residencia del BBVA estaba cerrada al público desde el mes de octubre y apenas tenía actividad alguna. "Menos mal que ha ocurrido ahora que no hay turistas", exclamó el alcalde de la localidad, José Miguel Llorca, que ha convocado hoy un pleno municipal para condenar esta acción.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé, barajó la posibilidad de que la autoría del atentado fuera "de un comando itinerante". Tras la explosión del artefacto de La Vila Joiosa, el ministro del Interior, José Antonio Alonso, declaró: "Ningún atentado redundará en la más mínima variación de la política del Gobierno de absoluta firmeza ante la violencia terrorista". Alonso recordó que la policía "emplea todos los medios a su alcance, con el único límite que marca la legislación vigente, hasta la desaparición definitiva de ETA". Y reiteró su petición a los demócratas de que sigan unidos en la lucha contra el terrorismo.

El Gobierno vasco condenó el atentado y recordó a ETA que debe renunciar a la violencia y dejar a otros defender sus ideas a través del diálogo en una mesa de negociación.

[Varios cócteles molotov fueron arrojados a las 19.55 contra la estación de Euskotren en Pasaia (Guipúzcoa) "poniendo en peligro la vida de un trabajador", según una nota de la compañía. El ataque, que no afectó al tráfico de trenes, causó un incendió en el despacho del jefe de estación; el empleado que estaba dentro logró salir ileso. Los daños suman unos 15.000 euros, informa Efe].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2005