Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'L'Esquive' triunfa por sorpresa en los César franceses

La ceremonia de entrega de los premios César se desarrolló ayer en medio de un clima de euforia económica, dudas respecto al futuro y sorpresa artística. Las salas han recibido en 2004 a 195 millones de espectadores, el 38% de los cuales ha visto películas francesas. Dos obras -Los chicos del coro, de Christophe Barratier, y Un largo domingo de noviazgo, de Jean Pierre Jeunet-, seleccionados el primero en ocho apartados, el segundo en doce, eran los máximos favoritos, condición que se acompañaba de un auténtico fervor popular, con más de ocho y cinco millones de entradas vendidas.

Al final, Los chicos del coro solo se llevó dos galardones, Un largo domingo de noviazgo, cinco, todos menores, y la película sorpresa de la noche fue L'esquive, de Abdellatif Kechiche, una adaptación de Marivaux a los suburbios con espléndidos desconocidos captados por una sencilla cámara de DVD. L'esquive, con sólo 300.000 espectadores, fue elegida como la mejor cinta, Kechice el mejor director, Sara Forestier la mejor debutante y el guión. La mala educación, de Pedro Almodóvar, que entregó el galardón de mejor director y que competía como autor de la mejor cinta europea, no ganó un premio que fue para Ken Loach por Solo un beso y a Emir Kusturica por La vida es un milagro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2005