Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ENCUESTA DE OPINA SOBRE LAS ELECCIONES EN EUSKADI

El tripartito vasco alcanza la mayoría absoluta

Fuerte subida del PSE-PSOE, que pasaría de 13 a 18 escaños, y descenso moderado del PP

Los tres partidos que conforman el actual Gobierno vasco, PNV, EA y EB, aumentarían su presencia en el Parlamento vasco si se celebrasen hoy las elecciones autonómicas y podrían lograr la mayoría absoluta. Así se desprende de un sondeo del Instituto Opina realizado para EL PAÍS que, entre otras cosas, otorga una considerable subida a los socialistas vascos en la intención de voto y un moderado descenso al PP en aquella comunidad. El plan Ibarretxe planeará con fuerza sobre los comicios convocados para el 17 de abril. Un 42,1% lo rechaza, frente al 38,5% que lo apoya. La mayoría (42,2%) piensa que el final de ETA no está próximo, y un 60,7% considera que el problema de la violencia ha mejorado en el País Vasco.

Los tres partidos que forman el actual Gobierno vasco, la coalición entre el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Eusko Alkartasuna (EA), junto con Ezker Batua (la federación vasca de Izquierda Unida), lograrían la mayoría absoluta, 39-41 escaños, de los 75 que integran el Parlamento de Vitoria, si se celebrasen hoy elecciones en Euskadi. La encuesta realizada para EL PAÍS por el Instituto Opina entre 1.500 ciudadanos vascos los días 24 y 25 de febrero, a menos de dos meses de los comicios convocados por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, para el 17 de abril, atribuye a la lista de PNV-EA 3 o 4 escaños más que los logrados en las elecciones de 2001. Entonces, las dos principales formaciones nacionalistas sumaron 33 escaños y un 42,72% de los votos. Ese porcentaje se elevaría ahora al 45,5%.

La encuesta detecta un cierto desplazamiento de votos de EH (siglas con las que concurrió a las anteriores elecciones Batasuna, actualmente ilegalizada) hacia el PNV o el voto nulo. EH no podrá concurrir legalmente a estos comicios, pero presentará listas aunque el voto sea declarado nulo.

Los socialistas del PSE-EE experimentarían un considerable ascenso. Según las estimaciones de la encuesta, podrían subir hasta 18 escaños, frente a los 13 que lograron hace cuatro años. El PP pasaría de segunda a tercera fuerza, aunque con un descenso moderado: Perdería dos de los 19 escaños que alcanzó en 2001. En porcentaje de voto, el PSE subiría del 17,9% al 22%, y el PP bajaría del 23,1% al 19,5%.

La cuarta fuerza, EB, que forma con el PNV y EA el actual Gobierno tripartito en Euskadi, también muestra tendencia al ascenso, ya que del 5,58% de los votos que consiguió en 2001 podría subir al 6,5%, con lo que conservaría los tres escaños de entonces o incluso podría alcanzar uno más.

Álava, feudo no nacionalista

La primacía PNV-EA se mantiene y aumenta en las tres provincias vascas, aunque en Álava la suma de PP y PSE (53,5% frente al 36,5%) sigue superando ampliamente al nacionalismo. En esta circunscripción, no obstante, las dos formaciones nacionalistas aumentan su porcentaje en 2,65 puntos, y la suma del PP y el PSE sólo sube 0,14 puntos. Guipúzcoa sigue siendo el gran feudo del voto nacionalista. La encuesta señala la posibilidad de que la coalición PNV-EA aumente en esta provincia dos escaños y pase de los 12 a 14.

El actual lehendakari, Juan José Ibarretxe, se impone con claridad tanto entre los que creen que seguirá siéndolo tras el 17 de abril (79,8%) como entre quienes prefieren que así ocurra (46,3%). También destaca la figura de Ibarretxe en el apartado de valoración de líderes. Lo encabeza con una nota de 5,74 (en una escala de 0 a 10), seguido de su socia de coalición, Begoña Errazti, líder de EA, con un 4,86. Patxi López, cabeza de cartel del PSE, obtiene 4,60 puntos, y María San Gil (PP) 3,08.

La encuesta también ha pedido a los ciudadanos vascos que valoren, junto a los líderes regionales, a los de las dos formaciones principales de ámbito estatal, PSOE y PP. José Luis Rodríguez Zapatero se sitúa inmediatamente detrás del lehendakari con un 5,23, mientras que Mariano Rajoy queda en último lugar (2,93), empatado con Arnaldo Otegi (EH). La gestión del Gobierno de Ibarretxe obtiene un aprobado holgado (5,78), mientras que la tarea de oposición de los socialistas se queda en un 4,31 y la del PP no pasa de un 2,76.

La división tradicional que define a la sociedad vasca, casi por mitades exactas, entre los que se declaran nacionalistas y no nacionalistas, se mantiene, con ligera ventaja para los no nacionalistas: 43,2% frente a 42,2%. El 35,7% se considera tan español como vasco; el 26,9%, únicamente vasco; el 16,5%, más vasco que español; el 9,6%, únicamente español, y el 4,4% más español que vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2005