Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pista autoinmune

Unas 80 enfermedades, entre ellas la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn, el síndrome de Sjögren, el lupus, la diabetes juvenil y la artritis, están clasificadas como "autoinmunes", es decir, causadas por una reacción errónea de los anticuerpos y células defensivas del paciente contra ciertos componentes de su propio cuerpo. Puesto que la retinopatía AZOOR se confunde a menudo con una enfermedad autoinmune, Luis Carrasco ha empezado a preguntarse si la Cándida famata u otros hongos similares tienen alguna relación con alguna dolencia más de las clasificadas de esa forma.

"En 2002, un laboratorio estadounidense halló evidencias de una relación entre el AZOOR y dos enfermedades autoinmunes, la de Crohn y la de Sjögren. Ahora que sabemos que el AZOOR está causado por la Cándida famata, tal vez haya que reexaminar algunas evidencias sobre las otras dolencias".

Carrasco está particularmente interesado en la esclerosis múltiple, una enfermedad neurodegenerativa. "La esclerosis múltiple tiene algunas propiedades, como la lentitud de su desarrollo y el que ocurra en rachas o episodios, que recuerdan bastante a las infecciones por hongos. Por supuesto, las causas de esta enfermedad pueden ser múltiples, pero creo que merece la pena explorar si hay algún indicio de estas infecciones".

Pero ¿qué hay de las evidencias de que el sistema inmune del paciente ataca a sus propios tejidos? "Es posible que el tejido en cuestión esté infectado por el hongo, y que lo que esté atacando el sistema inmune no sea al propio tejido, sino al hongo que lo infecta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2005