Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT cree que el régimen agrario discrimina a los jornaleros

UGT convocará asambleas de trabajadores del campo en toda Andalucía para reclamar la integración del Régimen Especial Agrario (REASS) en el régimen general de la Seguridad Social y repartirá 200.000 dípticos reivindicativos dentro de una campaña contra la actual "discriminación" del sistema.

La secretaria general de la Federación Agroalimentaria (FTA) de UGT, Blanca Uruñuela, y el responsable de FTA de UGT Andalucía, Francisco Fernández, en rueda de prensa junto a otros dirigentes sindicales, detallaron esta campaña con la que pretenden equiparar los derechos de los trabajadores del campo a los del resto.

Uruñuela explicó que se trata de una "vieja reivindicación sindical", ya que es necesario que "de una vez por todas" los trabajadores del campo tengan los mismos derechos que los demás y rechazó el sistema actual por ser "injusto y discriminatorio".

UGT, en su campaña, recuerda que con este modelo se permite el fraude de los empresarios que no cotizan las horas trabajadas, que en ningún país de la UE existe un régimen de Seguridad Social "tan beneficioso" para los empresarios y "tan perjudicial" para los trabajadores. Reclaman la desaparición del REASS y la integración de los asalariados del campo en el Régimen General mediante un sistema especial que tenga en cuenta las características.

503.000 afiliados al REASS

En Andalucía existen, según datos del cierre de 2004, 503.000 afiliados al REASS, una cifra igual a la del año anterior, mientras que en todo el país los afiliados al Régimen Agrario son 830.000 personas.

Los dirigentes sindicales recordaron que tanto el PSOE como el resto de partidos políticos se comprometieron en el Pacto de Toledo a al desaparición de este sistema, si bien hasta hoy no se ha hecho nada, criticaron los "incumplimientos" del actual Ejecutivo y reclamaron que el "talante" se demuestre "con hechos".

El próximo 22 de febrero, según avanzaron, mantendrán una reunión con el secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, a quien expresarán su rechazo ante la situación actual y le trasladarán que "no es de recibo" que les anuncien su disposición a la negociación para estudiar la integración del REASS y "seis meses después no haya comenzado".

Si tras esta reunión, según advirtieron los responsables de la Federación Agroalimentaria de UGT, no se obtiene un resultado positivo, "nos vamos a replantear la actuación sindical frente a la Administración central".

El Gobierno avanzó ayer que ante la mesa de diálogo del REASS que que no va a haber "perjuicios importantes para el REASS, sólo se estudiarán mejoras para este régimen especial", según el secretario general de Empleo, Valeriano Gómez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 2005