Alemania declara nulas las pruebas de paternidad hechas sin permiso de los afectados

Las pruebas de paternidad realizadas sin consentimiento de los afectados no serán admitidas como prueba ante los tribunales alemanes, según una sentencia del Tribunal Supremo Federal en Karlsruhe. A la vez, el Gobierno prepara una ley que prevé penas de hasta un año de cárcel para quien realice un análisis genético sin consentimiento, aunque sea para probar una paternidad.

Dos hombres, uno de Celle (oeste de Alemania), y otro de Jena (este), lograron probar con análisis genéticos que una chica nacida en 1994 y un chico en 1986 no eran suyos. Las audiencias territoriales de ambas ciudades rechazaron la prueba que excluía la paternidad por haberse realizado sin el consentimiento de la madre y de las criaturas.

Los hombres no se conformaron y acudieron al Tribunal Supremo, que acaba de emitir una sentencia que confirma la de las instancias inferiores: ante los tribunales alemanes no se admite probar la paternidad con exámenes genéticos realizados sin consentimiento. Uno de los hombres llevará el caso al Tribunal Federal Constitucional.

La sentencia coincide con el plan de la ministra federal de Justicia, la socialdemócrata Brigitte Zypries, de aprobar una ley que prohíba los exámenes genéticos no consentidos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS