Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE PARLAMENTARIO DEL 'PLAN IBARRETXE'

Esquerra exige a Zapatero que permita "un nuevo modelo federal"

"No hay marcha atrás, el conflicto es el inmovilismo", avisa Puigcercós

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) reclamó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al PSOE que no impidan el cambio "a un modelo plurinacional, pluricultural, plurilingüístico y federal" en esta legislatura. "Ésta es una legislatura constituyente", advirtió su portavoz, Joan Puigcercós. Intentar ponerle freno, avisó, "convertiría a la izquierda española en el albacea político de [el ex presidente] José María Aznar".

Esquerra utilizó su primer turno en el debate del plan Ibarretxe para lanzar un puñado de mensajes al Gobierno y al PSOE en contra de cualquier acuerdo con el PP que pueda poner freno a las reformas estatutarias de Cataluña o el País Vasco. "El conflicto, hoy, es el inmovilismo", advirtió su portavoz, Joan Puigcercós, mientras el presidente de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, seguía el debate desde la tribuna de invitados. En cuanto concluyó la intervención de Puigcercós, bajó al patio del Congreso para reiterar ante los periodistas todas sus críticas al "inmovilismo" del PP. Lo reiteró en la réplica: "No hay marcha atrás, el conflicto es el inmovilismo", avisó.

El argumento clave de ERC es que en esta legislatura no sólo habrá que reformar estatutos sino, también, "cambiar el modelo": "Una inmensa mayoría de la sociedad catalana apuesta por una reforma en profundidad del marco político heredado de la transición. No se lleven a engaños, no sólo aspiramos a cambiar el estatuto catalán, si sólo fuera así, estaríamos en las mismas reglas de juego y la tentación centralista volvería a estar al orden del día", proclamó Puigcercós.

El portavoz de ERC resumió el plan de lo que debe ser, a su juicio, esta legislatura: "Representa el umbral de un cambio del modelo de Estado. Si la primera transición significó la democracia y la primera puerta significó pasar de una dictadura a un Estado democrático, la segunda puerta es el Estado plurinacional". Ese Estado, además, deberá ser, según ERC, federal.

Junto al federalismo, ERC hizo una defensa de los "derechos de los pueblos" que, como "la nación catalana o la vasca, tienen más de mil años de antigüedad". Puigcercós defendió con ese argumento histórico la "soberanía vasca y catalana". Subrayó además que el plan Ibarretxe "no es el plan de ETA". Ahí se dirigió el dirigente de ERC al PP para decirle: "Estamos seguros de que si ETA calla definitivamente, ustedes se van a quedar sin argumentos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2005