Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno considera inconstitucional y "filosoberanista" el nuevo Estatuto canario

Sevilla emplaza a Rajoy a pronunciarse sobre el anteproyecto auspiciado por el PP y CC

El borrador del Estatuto de autonomía de Canarias, que el Gobierno de la comunidad insular, integrado por Coalición Canaria y el PP, ha enviado a la ponencia parlamentaria para su tramitación, es "filosoberanista, se sitúa en el borde de fuera de la Constitución y va más lejos que el borrador que el Institut de Estudis Catalans envió a la ponencia parlamentaria de reforma del Estatut", según señala el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla. El ministro pide al presidente del PP, Mariano Rajoy, que se pronuncie sobre dicho borrador.

A fines de diciembre, el comité de expertos, al que el Parlamento canario había encargado la elaboración de un borrador de reforma del Estatuto de autonomía, lo entregó al Gobierno de las islas. El Ejecutivo autonómico, integrado por Coalición Canaria y PP, presidido por el nacionalista Adán Martín, cursó el texto, sin modificaciones, a la ponencia parlamentaria.

El borrador, al que los grupos políticos presentarán enmiendas en la fase de tramitación en la ponencia parlamentaria, es "inconstitucional" en dos artículos claves, según el portavoz socialista canario, Antonio Hernández Spínola. El artículo 30,3, referente a las competencias de Canarias, "es abiertamente inconstitucional al otorgar con carácter general la prevalencia del Estatuto de Canarias sobre la Constitución, lo que vulnera el artículo 149,3 de la Norma Fundamental", precisa Hernández Spínola.

El artículo 30,3 del borrador de reforma del Estatuto canario dice: "El derecho propio de Canarias en materias de su competencia se aplicará con preferencia al del Estado, que tendrá, en defecto de aquél, carácter supletorio". El artículo 149,3 de la Constitución, por el contrario, establece la prevalencia de ésta norma sobre los estatutos.

Asimismo, el artículo 30,4 del borrador del Estatuto de Canarias "también incurre en inconstitucionalidad al enviar un mandato imperativo de un Estatuto a la Constitución, de un parlamento autonómico a las Cortes", señala Hernández Spínola. Dicho artículo dice: "Cuando la condición ultraperiférica derivada de la lejanía e insularidad de Canarias incide de manera determinante en alguna de las materias establecidas en el artículo 32 del Estatuto (que establece las competencias de la comunidad), la normativa básica estatal reconocerá tal circunstancia y, por tanto, la plena competencia autonómica". "Además de su carácter imperativo, este artículo trata de engarzar subrepticiamente el derecho comunitario, fijado por la Constitución europea, con el Estatuto canario reformado, dejando de lado la Constitución española", añade el portavoz socialista canario.

Pero más allá de la "inconstitucionalidad" de los artículos 30,3 y 30,4, lo que más "ha alarmado" al Gobierno socialista es la disposición adicional tercera del borrador del Estatuto, que permite ceder a Canarias del Estado todas las competencias, con la única excepción de la Defensa, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la Alta inspección de servicios.

La disposición adicional tercera bis,1 dice: "Se transfiere a la comunidad autónoma la gestión y ejecución en su territorio de todos los servicios que correspondan a las competencias sobre materias de la titularidad estatal en los términos contemplados por el artículo 39 bis (referente a la Administración única) y de acuerdo con el régimen establecido en la disposición adicional tercera".

A renglón seguido, la disposición adicional tercera bis, 2 dice: "Se exceptúan de la transferencia contemplada en el apartado anterior los servicios especiales derivados de las reservas estatales de ejecución, que continuarán prestándose por la Administración General del Estado en Canarias". Y cita la Defensa, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la Alta inspección de servicios.

Para el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, la disposición adicional y el artículo 30 plantean "un Estatuto de máximos que desmantela el Estado" y "se sitúa en el borde de fuera de la Constitución". A su juicio, "va más lejos que el borrador que el Institut de Estudis catalans presentó a la ponencia del Estatuto catalán, que, aunque de máximos, al menos era constitucional".

Sevilla se muestra sorprendido de que el PP nacional no haya dicho nada de este borrador cuando puso el grito en el cielo al conocer el del Institut de Estudis catalans. Por eso emplazó ayer al presidente del PP, Mariano Rajoy, a que se pronuncie. Los socialistas canarios creen que el PP nacional no ha hablado porque "teme la ruptura del Gobierno que comparte con Coalición Canaria".

La reforma de Canarias, de "las más ambiciosas"

El borrador de la reforma del Estatuto de Canarias es uno de los más ambiciosos del catálogo de las comunidades autónomas que han anunciado su participación en el proceso. Según el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, "se sitúa al borde de fuera de la Constitución". Según esta definición gubernamental, sólo el anteproyecto de reforma del Estatuto vasco, el llamado Plan Ibarretxe]]>, que será rechazado el martes en el Congreso de los diputados, al "modificar la Constitución y romper el Estado de las autonomías" , "sobrepasaría" al borrador del Estatuto canario.

El borrador del Estatuto de Cataluña, cuyo debate en la ponencia parlamentaria del Parlamento catalán es el más avanzado en su elaboración de todos los sometidos a debate, se presentará en las Cortes españolas para otoño, según todas las previsiones.

Es una reforma del Estatuto de envergadura, como pretende serlo el de Canarias, pero ha sido el más observado y criticado desde que inició su andadura hace menos de un año, cuando se constituyó la ponencia parlamentaria, tras la victoria del tripartito -PSC, ERC e ICV- hace un año. También se presentan como reformas estatutarias de entidad las de Andalucía, Aragón y Baleares. La primera, la reforma del Estatuto de Andalucía, también está muy avanzada en su elaboración, pues la ponencia se constituyó hace casi un año. Su paso por las Cortes españolas coincidirá en el tiempo con la del Estatuto de Cataluña. Aragón y Baleares están más atrasadas. Constituirán sus ponencias parlamentarias en febrero.

Las restantes reformas estatutarias anunciadas no proponen modificaciones de envergadura, sino puntuales. Es el caso de la Comunidad Valenciana, también muy avanzado en su elaboración y que parte de un acuerdo entre el PP y PSOE para tener poder para disolver las Cortes autonómicas y convocar elecciones, como uno de sus objetivos prioritarios. Previsiblemente, se presentará en las Cortes en otoño.

También han anunciado reformas de sus estatutos las comunidades autónomas de Madrid, Castilla y León, Asturias y Castilla-La Mancha. Galicia tiene previsto iniciar su proceso de reforma estatutaria, una vez que se celebren, en otoño, sus elecciones autonómicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 2005

Más información