_
_
_
_
Reportaje:

Memoria en celuloide del 11-M

El primer documental sobre la masacre de Madrid se estrena el viernes

El preestreno, anoche en Barcelona, de la película colectiva Madrid 11-M: Todos íbamos en ese tren se convirtió en un emotivo y desgarrador recuerdo a los 192 asesinados y más de 1.500 heridos en los salvajes atentados islamistas. También en un alegato contra la barbarie. El filme documental, que se estrenará este viernes, reúne 23 cortos de entre tres y cinco minutos donde una treintena de cineastas proyectan su mirada sobre la matanza. En los cines Icaria, de la Vila Olímpica, y en el marco de la muestra de cortos Curt Ficcions, Pilar Manjón, portavoz de la Asociación 11-M de Afectados por el Terrorismo, ofició como embajadora de la cinta, de la que destacó el tratamiento "respetuoso y hasta tierno" que se ha dado a las imágenes. "Los cortos son duros, porque lo que ocurrió también fue muy duro, pero no se ofrecen imágenes escabrosas", subrayó.

"La película es dura, porque lo que ocurrió lo fue, pero no hay imágenes escabrosas", destaca Pilar Manjón

El proyecto cinematográfico nació el mismo 11-M como una respuesta natural y espontánea a la conmoción social y al dolor que causó la tragedia. Ese día, algunos directores de cine y documentalistas salieron a las calles con sus cámaras para intentar captar lo que Cesare Zavattini, autor y teórico del neorrealismo italiano, llamaba "la inmediatez de la mirada". La idea era conjugar el resultado de las decenas de focos colocados sobre el sufrimiento, la indignación y la respuesta solidaria y ponerla al servicio de la democracia y del preciado valor de la convivencia. Surgió de Docus Madrid, y pronto se sumaron a ella desinteresadamente creadores de todo el país. Es el caso de Pedro Barbadillo, que también asistió ayer a la proyección del filme.

En su pieza, Minutos de silencio, tiempos de ruido, reproduce el "denso silencio" en memoria de las víctimas que se respiró ese nefasto 11-M en numerosos rincones de pueblos y ciudades -él mismo, que se hallaba en Barcelona montando un reportaje, se echó a la calle para grabar esos impresionantes minutos callados que se repitieron por doquier- y lo contrapone al atronador ruido de la violencia, que ilustran las bombas.

Barbadillo, al igual que Manjón, puso el énfasis en "el tratamiento respetuoso" de cada corto con las víctimas. "Desde el primer momento tuvimos claro que el filme debía contar con el apoyo de los afectados, y eso sólo podíamos lograrlo implicándolos en él", comentó. En cuanto al modo de abordar la tragedia, se intentó que no fuera reiterativo. Y el producto final atestigua que se consiguió. Ello no quita que varios cineastas hayan optado por narrar historias personales, como Jaime Chávarri, que en Doce de octubre homenajea a los profesionales de la sanidad en la persona del médico Luis Yubero. David Lara y Javier Fernández, en Sin ver, repasan los recuerdos que de ese día tiene una víctima invidente, Andrés Oteo. Miguel Ángel Nieto cuenta en el corto Víctima cero el angustioso caso de Tomás, a quien su familia dio por muerto. Ángeles González-Sinde retrata la sacudida comunidad rumana, a través de 10 de sus miembros. Otros cineastas ofrecen una visión ensayística del 11-M, como Vicente Mora y Daniel Quiñones, que analizan en Pásalo el uso de mensajes de móvil aquellos días. Incluso hay visiones poéticas, como la pieza Clandestinos, de Sergio Cabrera.

Antes del pase, Manjón y Barbadillo, acompañados de José Ramón Rodríguez, presidente de la Asociación de Industrias Técnicas del Audiovisual Español (AITE, que ha aportado material desinteresadamente al filme), reprobaron los incidentes de la manifestación del sábado contra el terrorismo. "Es repugnante que se instrumentalice políticamente a las víctimas", dijo el cineasta. "Nosotros estamos contra cualquier clase de terrorismo, verbal o físico, sea contra quien sea", apuntó Manjón, a la que se insultó en aquella manifestación.

Los beneficios de la película, cuyo preestreno en Madrid será el próximo jueves en los cines Yelmo Madrid Sur, se destinarán a los familiares de las víctimas y a afectados por el 11-M.

Pedro Barbadillo, José Ramón Rodríguez y Pilar Manjón, durante la presentación de la película.
Pedro Barbadillo, José Ramón Rodríguez y Pilar Manjón, durante la presentación de la película.TEJEDERAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_