_
_
_
_
Entrevista:ENTREVISTA CON EL REY MOHAMED VI

"Comprendo que tras el 11-M la imagen de Marruecos suscite recelos"

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

"Quisiera que los españoles sepan que comprendo que la imagen de Marruecos suscite recelos en la opinión pública española después de lo que pasó el 11-M". Para Mohamed VI, rey de Marruecos, "el hecho de que los atentados" de marzo en Madrid "fueran perpetrados por personas de origen marroquí ha supuesto (...) un gran golpe moral". A diferencia de otras sociedades golpeadas por el terrorismo, en la española no han surgido brotes racistas. "Alabo la sabiduría con la que reaccionó", subraya.

El deseo de enderezar esta imagen dañada y la visita de Estado de los reyes de España (primera desde 1979) que empieza mañana han animado al monarca a conceder su primera entrevista a la prensa española desde que llegó al trono, en 1999. Año y medio de su reinado se caracterizó por una crisis que se agudizó en 2002 con el conflicto de Perejil. "Marruecos se sintió abofeteado al ver (...) cómo fue tratado" por el Gobierno de José María Aznar, afirma el rey.

Con Rodríguez Zapatero, dice el rey, "se ha restablecido el respeto mutuo". Él y su Gobierno "confían en la seriedad de Marruecos como interlocutor, socio y vecino". Sobre el Sáhara, pide a España que ayude con una "neutralidad positiva". Y sobre la inmigración ilegal, dice que ha ordenado que el control sea tan estanco al sur como es al norte.

Mohamed VI, en su residencia de Ouarzazate.
Mohamed VI, en su residencia de Ouarzazate.BERNARDO PÉREZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_