Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial concede permiso a Garzón para dar clases en EE UU y le conserva la plaza en la Audiencia

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer por unanimidad conceder al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón la licencia de estudios que había solicitado para desarrollar, entre el 1 de marzo y el 1 de diciembre de este año, actividades de docencia e investigación en la Escuela Universitaria de Leyes de Nueva York, así como en el Centro de Leyes y Seguridad y en el Centro Rey Juan Carlos I de España, según informó el CGPJ.

Durante ese tiempo, Garzón cobrará sólo su sueldo base como juez, pero no perderá la plaza de juez Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, a la que se incorporará a su vuelta, el próximo 1 de diciembre. Si se hubiese acogido a una excedencia, no habría podido mantener la plaza.

El magistrado, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, se dedicará durante esos nueve meses a impartir clases e investigar sobre temas relacionados con el terrorismo internacional y nacional, así como sobre las fórmulas para afrontar los nuevos desafíos que estos fenómenos suponen para la seguridad de los Estados, la comunidad internacional y los ciudadanos en general. Además, el magistrado aprovechará su estancia en Estados Unidos para perfeccionar el idioma inglés.

La petición de Garzón, realizada el pasado 24 de diciembre, fue apoyada por el presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar, y por los servicios de Relaciones Internacionales y Personal del Consejo del Poder Judicial. Este último pone la condición de que, a su vuelta, el magistrado presente una memoria de sus actividades docentes durante la licencia, como establece el artículo 373 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, ya que se trata de un permiso que se otorga para estudios relacionados con la función judicial.

Antes del 1 de marzo, en que comenzará el periodo de licencia, el CGPJ, de acuerdo con la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, decidirá el mejor modo de sustituir durante los nueves meses a Garzón, de cuyo juzgado se hará cargo en principio su sustituto natural, que es el juez Central de Instrucción número 1, Fernando Grande-Marlaska.

El Consejo tendrá que decidir si es preciso nombrar un juez específico en comisión de servicios que se ocupe del juzgado, para evitar que se produzcan atrasos en la tramitación de procedimientos.

Baltasar Garzón, nacido en 1955 en Jaén, ha dedicado parte de su carrera a la lucha contra la impunidad y la defensa de los derechos humanos, como ha expresado en conferencias, cursos y publicaciones. Licenciado en Derecho en 1979, Garzón obtuvo su plaza como juez de Primera Instancia en 1980 y la de magistrado del Juzgado Central ocho años más tarde. Tras dos años de inmersión en la política, el juez retomó su plaza en la Audiencia Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2005