Apuntes

La Escuela Geodésica coordina el primer Libro Blanco de ingeniería afín a Europa

El centro de la Politécnica presenta el manual del plan de estudios del nuevo título

La Escuela Superior de Ingeniería Geodésica, Cartográfica y Topográfica de la Universidad Politécnica de Valencia fue una de las cuatro ingenierías españolas y la única técnica valenciana seleccionada en la primera convocatoria de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación) para coordinar el diseño del plan de estudios español de sus ingenierías adaptadas a la Declaración de Bolonia, que promueve la creación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Ahora, se ha convertido en la primera ingeniería española en contar con el Libro Blanco editado por la ANECA. En éste se definen los contenidos académicos y las competencias laborales que debería reunir el ingeniero europeos del ramo y se analizan, por ejemplo, las salidas laborales de los titulados españoles. Una vez realizada la propuesta de adaptación de lo que sería el título de grado, los responsables de la Escuela empiezan a pensar en el perfil del master a la espera de la convocatoria de la ANECA.

Se propone un título de grado de 240 créditos de 4 años y proyecto, con opción a master

El exhaustivo Libro Blanco, que sirve de marco de lo que se perfila como futura titulación, analiza a lo largo de 365 páginas la situación actual de la Ingeniería Técnica en Topografía y la Ingeniería Superior en Geodesia y Cartografía, así como sus equivalentes, en España y en Europa. De momento, supone el primer paso para conocer en profundidad las diferencias y semejanzas de los estudios en todo el continente y tener de esta manera los indicadores para equipar el sistema español a las exigencias europeas.

El Libro Blanco recopila información de todas las instituciones universitarias europeas que imparten ambas carreras o sus correlatos, así como de los colegios profesionales y asociaciones del área vinculadas.

Tras analizar los estudios y los perfiles profesionales, el libro propone sustituir la actual ingeniería técnica y superior, por un único título de grado de Ingeniero en Geomática y Topografía, que contempla un primer ciclo de cuatro años (240 créditos europeos) con proyecto final de carrera obligatorio que, a su vez, dará posibilidad a un master de duración entre 60 y 120 créditos europeos.

Este primer manual propone fijar la troncalidad del título de grado en un 70% de créditos y dejar un 30% para que cada escuela establezca asignaturas en función de los campos de actividad más adecuados. El master no se desarrolla por no entrar en las exigencias de la convocatoria de ANECA. Actualmente, la Ingeniería Técnica en Topografía dura tres años y permite acceder a un segundo ciclo de dos años de duración en Geodesia y Cartografía.

Existen diferencias de base en todas las titulaciones de Geodesia, Cartografía y Topografía europeas. Por ejemplo, según constata el Libro Blanco para el 44% de las instituciones universitarias analizadas organizan estas estudios en un doble ciclo (3 años más 2), frente al resto que programa un solo ciclo (5 años), por tanto la mayoría dista aún hoy de las indicaciones de Bolonia (doble ciclo).

Otro criterio en el que se perciben diferencias entre España y Europa es el de la especialización. El 58% de las carreras incluyen especialización, sobre todo, en Reino Unido y Alemania. En España ocurre lo contrario no hay especializaciones porque la implantación de ambas carreras es muy reciente. También aquí como en el 65% de las universidades europeas las prácticas en empresas no son obligatorias. En España depende de la predisposición de cada centro.

Por último, varía substancialmente la cantidad de créditos por curso: Reino Unido (120), Islandia, Chipre o Malta (30)... Ello obedece a la diferente valoración del crédito por hora en cada país, que oscila de las 10 en Reino Unido, a las 40 en los Países Bajos. Esto dificulta la equiparación en una época de intensa movilidad estudiantil y laboral.

También la red temática latina

La Escuela Geodésica, Cartográfica y Topográfica, dirigida por Manuel Chueca, comenzó haciéndose cargo de la coordinación de la red temática europea. Esta iniciativa financiada por la UE y en la que participan más de 100 socios de 28 países se ha creado para conseguir una única titulación europea. Las acciones se realizarán hasta 2008. Después, la ANECA la seleccionó para coordinar el diseño del título de grado de las universidades españolas. Recientemente, además la Escuela ha alumbrado el proyecto GACELA (Geodesia: Armonización Curricular Europea Latinoamérica), que bajo el auspicio de la UE persigue facilitar la movilidad estudiantil en Latinoamérica mediante la creación de un espacio común. El proyecto acaba de ser aprobado y tiene un plazo de ejecución de dos años.

Por otro lado, uno de los cambios más sustanciales para adaptarse a Europa es el concepto de crédito europeo, los ECTS. Este sistema de valoración obliga a todas las titulaciones a traducir la actual carga lectiva, o sea cada asignatura, de horas lectivas a cómputo del trabajo realizado por el estudiante (horas de clase, de estudios, de prácticas, preparación de exámenes...). En una encuesta realizada por la Escuela Superior Geodésica de la Politécnica al primer curso de la ingeniería superior se pone de relieve que tanto a los profesores como a los alumnos les cuesta adaptarse a los cambios que exige el Espacio Europeo. Los primeros tienden a estimar a la baja el trabajo que genera su asignatura; los estudiantes dicen emplear más tiempo. Lo cierto es que se dan grandes contrastes entre unos y otros ante el cambio más importante vivido en la universidad española. El subdirector de la Escuela, Israel Quintanilla señala que es necesario el apoyo de la institución para abordar de la mejor manera una transición que en su centro empezó de manera gradual hace tres años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50