Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los muertos de tráfico bajan casi un 13% por el "mejor comportamiento ciudadano"

Es el mejor dato desde 1980, aunque el parque automovilístico ha crecido un 160%

El 2004 se ha consagrado como el año con menos muertos en carretera desde 1980, aunque el parque automovilístico ha crecido un 160%, y como el segundo de mayor reducción de la siniestralidad. Los datos cerrados a 31 de diciembre (sólo en carretera y sin contar la posible evolución fatal de los heridos) dicen que los siniestros bajaron un 11,76% respecto a 2003, y que en ellos murieron un 12,73% menos de personas (3.516 frente a 4.029). El Ministerio del Interior atribuye el descenso al "mejor comportamiento ciudadano al volante", impulsado por la concienciación sobre la seguridad vial.

Los datos sobre los accidentes en carretera del año pasado (con un día más por ser bisiesto) han confirmado la tendencia a la baja apuntada en los meses de verano, en los que tradicionalmente se contabiliza el mayor número de fallecidos. A 31 de diciembre habían perdido la vida en los 3.038 accidentes registrados (en el acto o en las 24 horas siguientes) un total de 3.516 personas, otras 1.629 habían quedado gravemente heridas y 1.559 más habían sufrido daños leves.

En el año 2003 las cifras fueron notablemente superiores, ya que se sumaron 3.443 siniestros con 4.029 muertos, 2.077 heridos graves y 1.970 leves. Las cuentas las ajustó el ministro del Interior, José Antonio Alonso, durante una rueda de prensa celebrada ayer: "Las cifras de 2004 son las más bajas desde hace al menos 25 años, con 405 accidentes menos (un descenso del 11,76%), 513 muertos menos (bajan un 12,73%), 448 heridos graves menos (un 21,57%) y 411 heridos leves menos (un 20,86%)".

Alonso calificó los resultados de "buenos", pero advirtió de que las cifras de siniestralidad siguen siendo inaceptables y de que "aún hay margen" para seguir reduciéndolas. Cuando los socialistas se hicieron con el poder el pasado mes de marzo, se plantearon como objetivo el reducir el número de víctimas en carretera un 40% entre 2005 y 2010, para lo cual se comprometieron a impulsar medidas legales, como el carné por puntos, y coercitivas, como campañas contra el exceso de velocidad o la conducción bajo los efectos del alcohol o para obligar al uso de los elementos de seguridad (cascos, cinturones, chalecos,...).

Campañas y medidas

Las medidas legales anunciadas todavía están en ciernes, pero no las campañas preventivas, que han estado a pleno rendimiento. "El descenso creemos que obedece a un discurso político poderoso en contra de la inseguridad vial, a las medidas como las campañas sobre el alcohol y la velocidad y al mejor comportamiento de los ciudadanos en cuanto a la seguridad vial", explicó Alonso, quien remachó: "Vamos a insistir en el principio de tolerancia cero en la seguridad vial".

El descenso es aún más acusado si se toma en consideración el parque automovilístico. En 1980, había 10,2 millones de vehículos matriculados y se contabilizaron 4.507 muertos, por lo que la relación de fallecidos por millón de coches fue de 442 personas. El año pasado, con 26,32 millones de vehículos se contabilizaron 3.516 fallecidos, lo que supone que el número de óbitos por millón de automóviles fue de 134. El único año en el que el número de muertos cayó más que en 2004 fue el de 1994, en el que el decrecimiento fue del 13,7% y, aun así, la relación final fue de 224 muertos por millón de vehículos.

El ministro explicó que los jóvenes de entre 18 a 25 años fueron "los protagonistas" del 22% de los siniestros con víctimas (sobre todo por conducir a alta velocidad o invadir el carril izquierdo), pero también fueron el grupo de edad en el que más bajaron los accidentes (un 21%). El tramo de edad en el que menos han caído es el comprendido entre los 45 y los 54 años, con sólo un 9%.

Los meses en los que más ha descendido la accidentalidad han sido aquéllos en los que han estado en vigor las campañas más intensas de controles de velocidad y alcoholemia. "Es lógico que el Estado haga más énfasis en sus campañas justo cuando hay más circulación", explicó Alonso. Los muertos bajaron un 23% en agosto y un 25% en diciembre. Por el contrario, aumentaron en octubre (8,41%) y mayo (0,34%).

La velocidad inadecuada volvió a ser el factor clave en el 23% de los accidentes mortales, que fueron más frecuentes en las carreteras convencionales, en las que se registraron el 76% de los siniestros y los muertos. La distracciones estuvieron en el origen de otro 27% de los accidentes. En el caso de los motociclistas, han aumentado en un 35% los fallecimientos de quienes sufrieron un accidente de cualquier tipo y no usaban casco, mientras que en los vehículos de cuatro ruedas, el número de perecidos que no llevaban puesto el cinturón de seguridad fue un 19% inferior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2005