Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sara Baras triunfa con su 'Flamenco' en París

El público francés sigue con entusiasmo a la bailaora, que recibe elogiosas críticas

La bailaora Sara Baras presenta hasta el 7 de enero en el Teatro de los Campos Elíseos de París su último espectáculo, Flamenco, y la acogida obtenida ha sido extraordinaria tanto por parte de la prensa como del público, que sigue las representaciones con muchísimo entusiasmo, tal y como lo prueba que las funciones acaben con la platea puesta en pie.

En Le Monde, Baras aparece como la heredera de Carmen Amaya y Cristina Hoyos. La referencia a ésta última es muy significativa pues Hoyos sedujo también en varias oportunidades a los parisinos desde el mismo escenario. De ella se subraya que va "a la fuente del gesto", es decir, que su baile es un destilado en búsqueda de la pureza y se habla de Flamenco poniéndolo en relación con Mariana Pineda y Juana la Loca, dos espectáculos anteriores que dejaron un grandísimo recuerdo.

Si en Le Figaro aconsejan a las familias que vayan a ver a Baras para comprender mejor España, para Le Monde es posible que lo más extraordinario en el trabajo de la bailaora sea que ésta "logre acercar el flamenco y el humor", dos mundos que para el rotativo francés "parecerían reñidos".

Entre los muchos elogios dirigidos a Sara Baras puede que el más hermoso sea el que considera que "dado que el flamenco es un diálogo belicoso consigo mismo, a Sara Baras no le falta labia". Obviamente, la mayoría de cronistas celebran también "el picante" que aporta "el cuerpo de la bailarina ceñida en sus elegantes ropas" y son muchos lo que recuerdan o insisten en el plus de modernidad que aporta una artista "que sin embargo sabe situarse dentro de la tradición".

La silueta de Sara Baras es esos días omnipresente en las calles de la capital francesa pues las grandes columnas publicitarias la muestran retorciéndose con elegancia en las aceras de las grandes avenidas o en las estaciones de metro. Su Flamenco "rojo y negro" es obra de "una virtuosa que sabe ser divertida como ninguna otra".

El éxito de Baras está en perfecta consonancia con el redescubrimiento de "lo español" por parte de Francia, que no sólo se entusiasma con el flamenco y los toros sino que también admite como prodigios de creatividad a cocineros, diseñadores, cineastas o pintores nacidos al sur de los Pirineos. La publicación, reciente, de un muy documentado estudio sobre La Francia española que se interesa por cómo Francia absorbe un gran número de temas hispanos a lo largo de los siglos XVI y XVII o debates celebrados en Versalles el pasado noviembre sobre la influencia entre ambos países son la vertiente académica de esa curiosidad que llena los teatros para extasiarse ante un buen zapateado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 2004