Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos rechazan la reforma de las mutuas

La Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CC OO (COMFIA) y la de Servicios de UGT (FeS) exigieron ayer al Ministerio de Trabajo que paralice el real decreto que quiere aprobar antes de final de año para segregar de las mutuas de accidentes de trabajo la actividad del servicio de prevención. Los secretarios generales de FeS y de COMFIA, Juan Sánchez y María Jesús Paredes, respectivamente, denunciaron que el ministerio no ha tenido en cuenta la opinión de ambos sindicatos.

Los sindicalistas consideran el texto de la futura normativa "claramente insuficiente" y alertaron de que, de aprobarse, supondrá que 8.000 trabajadores de las mutuas que ahora se encargan de las labores de prevención de riesgos laborales pasarán a depender de unas 500 empresas del sector con convenios colectivos diferentes.

Asimismo, rechazaron que la prevención de riesgos laborales tenga que ser prestada a partir del año 2005 por empresas mercantiles con ánimo de lucro. Ante todas estas discrepancias, Sánchez y Paredes han convocado para la jornada de hoy a los trabajadores de las mutuas a que se concentren ante las subdelegaciones de Trabajo en cada comunidad autónoma.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo manifestó su absoluta disposición a seguir las conversaciones para despejar las incertidumbres que puedan existir, pero ratificó su convicción de que el proceso de segregación es "indispensable" y que no abordarlo supondría "graves problemas para el sector".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 2004