Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALFREDO GARCÍA FRANCÉS | Fotógrafo y escritor

"Los cronistas del siglo XVI escribieron la mejor novela que se puede leer"

El fotógrafo y escritor Alfredo García Francés (Bilbao, 1949) ha publicado sus dos primeras novelas en el plazo de un año, y ya prepara la tercera entrega que cerrará la serie protagonizada por los hermanos Lucas y Luis Espinosa de los Monteros en sus aventuras en la América del siglo XVI. Tras El hidalgo segundón ha llegado a las librerias El secreto del emperador (Mileto).

Pregunta. ¿Qué atractivos literarios ha encontrado usted en el siglo XVI?

Respuesta. Es uno de los momentos históricos más apasionantes, una de las grandes gestas de la humanidad, y creo que se ha escrito y se ha hecho poco cine sobre esta época. Los cronistas, una especie de enviados especiales a las expediciones, son los personajes que más admiro. Escribieron la mejor novela que se pueda leer hoy en día. García Márquez dijo de ellos que fueron los escritores más fantasiosos, pero les reconoció que eran los únicos que estuvieron pegados a la realidad.

P. ¿Recomienda la lectura de aquellas crónicas?

R. Sí, a quien tengan curiosidad por la época. Lo que me apena es oír, generalmente en un lenguaje degenerado y pobre en recursos, que leer es aburrido. ¡Que va! Leer es la mayor ventana a la fantasía, y en el caso de los cronistas, una gran aventura.

P. El lenguaje de El secreto del emperador se acerca más al castellano antiguo que en su anterior novela.

R. Yo creo que me he soltado un poco en el oficio de escribir. He mantenido el tono arcaico y he rescatado palabras antiguas, pero al mismo tiempo el lenguaje se ha hecho más directo. El castellano arcaizante ha llamado la atención de hispanistas y gente del medio académico y, en contra de lo que pensabamos en un principio, no ha provocado el rechazo de los lectores.

P. ¿Cómo se ha acercado al castellano que se empleaba en el siglo XVI?

R. Leyendo, leyendo mucho documentos y cartas antiguas que respiran un castellano antiquísimo que he tratado de poner al día. He hecho un pastiche, que no es una cosa ni otra, pero que sumerge a los lectores en el ambiente del siglo XVI y no llega a ser pesado. Mi mayor satisfacción es que un lector me diga que se ha leído la novela de un tirón. Temía que el lenguaje se convirtiera en un obstáculo, pero he visto que cualquier persona la puede leer con agrado y mucha facilidad.

P. En su segunda novela sube el tono de las escenas de sexo y violencia.

R. Sí, hay abundantes y torrídisimas escenas de sexo, pero deben de estar relatadas con un erotismo sensible y delicado porque a nadie le ofenden. Yo pretendo que mis novelas sean una bofetada de sangre y pasión en una época de enorme crueldad. Estamos hablando del fin de la Edad Media y el comienzo del Renacentismo, un cambio de una época brutal a otra algo más refinada. Lucas Espinosa, el protagonista de El hidalgo segundón, se asemeja a los caballeros andantes medievales, mientras que su hermano, el protagonista de El secreto del emperador, ya empieza a apuntar los modales de los hombres del Renacimiento.

P. ¿Qué ofrecerá en la tercera entrega de la serie?

R. Serán las aventuras de los dos hermanos,pero volverá a tomar el protagonismo don Lucas. Les he cogido tanto cariño a los personajes que me aprietan para que siga escribiendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de diciembre de 2004