Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | 16ª jornada de Liga

Una defensa de novatos

El Racing enfrenta a López, Oriol y Bertin, debutantes este curso en Primera, a un Madrid sin Ronaldo

Jóvenes y casi inéditos en Primera. Pedro López, Oriol y Bertin no habían jugado un encuentro de la máxima categoría hasta que la enfermería y las decisiones de Lucas Alcaraz les colocaron en órbita. Entre los tres no suman una treintena de partidos profesionales, no han pasado por Segunda y sus edades se sitúan entre los 21 y los 23 años. Acompañados de los veteranos Moratón, de 25, y Regueiro, de 26, han convertido la zaga del Racing en la más joven de la Liga.

Esta noche se enfrentan al Madrid de los galácticos -no estará Ronaldo, que padece una contractura- y todos miran por el rabillo del ojo la potencia de su rival. "Es el partido más importante de mi vida", reflexiona el francés Frantz Bertin, de 21 años. El central fichado por la Juventus a los 17 años y que nunca contó con una oportunidad en Italia -"lo único que hice fue formarme", asegura- ha dado el salto desde el Racing B. Si las circunstancias hubiesen evolucionado de forma normal, Bertin podría haberse medido al Madrid en la Champions, pero no podía esperar: "Necesitaba jugar y aquí me dieron la oportunidad en el filial".

Alcaraz también ha dado su ocasión a Oriol, un protegido de Víctor Muñoz, que le llevó del Lleida al Villarreal B. Con el cambio de técnico, decidió buscarse la vida y el Racing se mostró receptivo. Primero, el filial. Y desde la pretemporada, titular. "Me ha costado mucho llegar", dice. Le va a tocar lidiar con Raúl, pero no le da importancia: "Lo afronto con la misma concentración, aunque con algo más de respeto".

El sistema defensivo de Alcaraz, tras muchas vacilaciones, acabó recurriendo a dos carrileros con vocación ofensiva y tres centrales. Para el lateral derecho, el Racing buscó la ayuda del Valencia, que cedió a Pedro López, un interior reconvertido. "Puede resultar extraño que estemos jugando jugadores con tan poca experiencia como Bertin, Oriol y yo, pero nos da resultado", destaca.

Pese a reconocer que, en los vídeos de sus partidos, a veces se ve "más adelantado" que sus delanteros, asegura que contra el Madrid no se va a privar de subir. "Me voy a ver las caras con Roberto Carlos y espero poder encararle bastante y mantener el mismo nivel atrás", aclara. Su máxima preocupación es Figo: "En los segundos tiempos suelo estar más desfondado y sé que él se vuelca mucho a la banda izquierda tras el descanso. Así que voy a tener que estar mucho más atento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2004