Aulas

Expertos abogan por la educación individualizada para superar el fracaso escolar

Unas jornadas analizan en Cádiz el bajo rendimiento de Secundaria y la educación religiosa

Es difícil conseguir resultados en la lucha contra el fracaso escolar si la inversión en Educación es ahora menor que a principios de los años 90". Ésta fue una de las reflexiones realizadas por el sociólogo y profesor de la UNED, José Manuel Vera Borja, en el transcurso de las jornadas Una educación para todos y entre todos, organizadas por la Federación local de asociaciones de padres y madres de centros públicos de Cádiz (FLAPA). El sociólogo apostó por un incremento de la inversión y por el refuerzo en el profesorado para favorecer una educación individualizada.

"Es un problema global de múltiples causas pero que se deriva, en muchos casos, de la falta de eficiencia en los gastos", añadió. Vera Borja es el autor de un estudio de 2000 (revisado en 2001) sobre el éxito, el fracaso y el abandono escolar. Su trabajo se fijó en la localidad gaditana de Puerto Real, donde analizó a 600 alumnos de Secundaria. Más de la mitad repitió curso al menos una vez.

"Las clases medias quieren a sus hijos en la universidad, cuando la FP es una gran salida laboral".

Su investigación le permitió adentrarse en las causas, entre las que fijó cuatro fundamentales: la herencia social y cultural, ya que gran parte de los fracasos se concentraba en barrios con bajas condiciones económicas; la falta de implicación familiar, ya que los alumnos con padres sin estudios presentaba peores resultados; el desprestigio de la Formación Profesional (FP) y los escasos recursos humanos, con unos profesores "sobrecargados y desbordados".

El estudio del profesor de la UNED ha cobrado actualidad tras hacerse público el último Informe PISA, que ha revelado el elevado fracaso escolar de España en la comparativa con otros países. "En los 90 se gastaba más que ahora", dijo, aunque señaló que lo importante "no es el total de lo que se invierte, sino como se administra y ahí siguen existiendo grandes deficiencias". El sociólogo aboga porque el dinero se concentre en las zonas donde más se necesita.

"Sabemos que el fracaso escolar está en las barriadas marginales. Si las dotamos de un refuerzo de profesorado, si ponemos orientadores y si creamos una Educación más adecuada para cada alumno, mejoraríamos considerablemente los resultados".

Cree que gran parte del fracaso de la Secundaria se debe también a la falta de respaldo que tiene la formación profesional en España. "Si en el resto de Europa, el 60% del alumnado se decide por esta salida educativa, en España no llega al 10%". Según explicó, "las clases medias quieren a sus hijos en la Universidad cuando la FP es una gran salida laboral. Habría que trabajar por darle prestigio a la Formación Profesional".

Vera Borja cree que la influencia familiar también es determinante como refleja un dato obtenido de su estudio. El 94% de alumnos con madres universitarias terminó Secundaria con éxito, frente al 24% de hijos de mujeres sin estudios. Considera también fundamental descargar de trabajo al profesorado, que, en su opinión, "se encuentra desbordado porque tiene que educar contra la sociedad, en permanente conflicto y con una creciente y preocupante falta de prestigio".

Clases de Religión

Las jornadas sirvieron para analizar también otro asunto candente, la enseñanza de Religión en los centros públicos. La profesora Carmen Pinedo explicó la propuesta del Gobierno socialista, que se encuentra a debate por la comunidad educativa, que consistiría en apartar del horario lectivo esta asignatura para que no compute en las notas y proponer como sustituta la de Educación para la Convivencia, una materia que formaría en la multiculturalidad. "Es una buena solución porque trata de contentar a las dos partes y, en un conflicto tan abierto como éste, se debe tender a propuestas de consenso", opinó.

Pinedo recordó que un convenio entre España y El Vaticano firmado en 1979 es el que recoge la enseñanza de la Religión en los centros públicos en igualdad de condiciones con el resto de materias. "Cambiar ahora esta fórmula es modificar un acuerdo entre Estados, de ahí su relevancia", destacó. También recogió la preocupación de los 33.000 profesores de Religión, ya que el carácter optativo de la materia podría provocar que muchos alumnos dejasen de recibir esta clase.

Tanto José Manuel Vera Borja como Carmen Pinedo pidieron los partidos que desvinculen estos asuntos de sus particulares batallas políticas. "La Educación no debe ser un arma que se vaya utilizando según el partido que gobierne", concluyó la profesora.

Las APAS, por una ley para liberar horas

La presencia en las jornadas del presidente de la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres de Alumnos por la Enseñanza Pública (CODAPA), José María Mesa, sirvió para recoger las principales demandas de este colectivo. El máximo responsable de esta organización reclamó un mayor porcentaje de participación en los consejos escolares y pidió a las Administraciones que estudien fórmulas para liberar horas laborales, que los progenitores puedan dedicar a trabajar en las asociaciones de padres de cada centro.

Mesa detalló que, al igual que los representantes sindicales tienen reservadas horas en sus empresas para asistir a reuniones, los padres y madres que forman parte de las asociaciones necesitan tiempo para participar en los consejos escolares y asistir a los encuentros convocados en los colegios e institutos. "No queremos favores ni soluciones a medias. Pedimos una regulación que obligue a las empresas a liberar horas de trabajo para aquellos padres que tienen obligaciones escolares".

La CODAPA pide también una reforma de las funciones y composición de los consejos escolares que favorezca la participación y comunicación entre el centro y los padres y madres. "Queremos que nuestro trabajo sea competente y apreciable", dijo Mesa. "Queremos saber lo que ocurre en los colegios de nuestros hijos y que nuestra opinión también cuente". El presidente de la confederación abogó por que las relaciones entre ambas partes sea "cordial" y se eviten los "enfrentamientos estériles".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS