Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior ordena investigar todas las empresas y minas que usan explosivos

El PP fuerza una comparecencia de Alonso sobre el 11-M y las relaciones ETA-islamistas

El Ministerio del Interior ha ordenado realizar una campaña de inspecciones de todas las empresas mineras o industriales que utilicen explosivos para "evitar que se puedan producir nuevas irregularidades en el control de explosivos, especialmente teniendo en cuenta situaciones anteriores que permitieron acceder a este material a grupos terroristas". Mientras, el PP ha forzado una comparecencia del ministro José Antonio Alonso sobre el 11-M y las relaciones entre etarras e islamistas.

La orden ha sido cursada a las áreas de Industria de las delegaciones del Gobierno. Firmada por el secretario de Estado para la Seguridad, Antonio Camacho, recuerda a los delegados que una "preocupación prioritaria" del Gobierno tras la matanza del 11-M es incrementar el control sobre el trasiego de explosivos en España, para lo que se están adoptando medidas legislativas y operativas, según una nota difundida ayer por Interior.

Las delegaciones serán las encargadas de coordinar en sus respectivos territorios la campaña de inspección y de informar a Camacho sobre "todas aquellas explotaciones en las que se detecten deficiencias". El plan incluye inspecciones en fábricas, depósitos industriales, talleres, transportes y puntos de gran volumen de consumo de explosivos. Además, se prestará especial atención a las operaciones de exportación y tránsito de explosivos en puertos y aeropuertos.

Estas medidas operativas se verán completadas con otras legislativas, fundamentalmente la reforma de los reglamentos de Explosivos y de Normas Básicas de Seguridad Minera y de la Sección Tercera del Capítulo I del Título XVII del Código Penal. Esta última modificación pretende aumentar las penas para quienes tengan contacto legal con explosivos y "contravengan las normas de seguridad y pongan en peligro la vida de las personas".

Mientras, el PP ha forzado una comparecencia del ministro del Interior, José Antonio Alonso, en la Comisión de Interior del Congreso para dar explicaciones, el miércoles que viene, sobre la matanza del 11-M y las relaciones entre presos de ETA e islamistas. La comisión estaba prevista para hablar sobre temas penitenciarios, pero este jueves el PP logró cambiar un punto de la comparecencia: pidió eliminar uno sobre suicidios en prisión por otro con este texto: "Solicitud de comparecencia del ministro del Interior para dar cuenta de las informaciones aparecidas en medios de comunicación sobre la autoría del atentado del 11-M y de las relaciones de terroristas islámicos y ETA en la cárcel de Villabona". El PSOE dio su visto bueno, sin reparar en el texto del PP ni en que el miércoles, a la misma hora, está previsto que comparezca ante la Comisión del 11-M Pilar Manjón, representante de la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 2004